Rodrigo Salinas. / Arrate Morales

Bidasoa-Irun 23: Ledo (p.), Crowley (1), Kauldi Odriozola (5), Barthe, Rodrigo Salinas (3), Tesoriere, Seri (2); Rangel (p.s.), Cavero, Zabala (2), Serrano (2), Esteban Salinas (5), De la Salud, Renaud (1), Azkue (2) y Da Silva.

FC Barcelona 26: Pérez de Vargas (p.), Víctor Tomás (5), Entrerríos (1), Ariño (2), N’Guessan (1), Petrus (1), Dolenec (2, 1 p.); Moller (p.s.), Sorhaindo (1), Abel Serdio, Gómez (3, 2 p.), Dika Mem (3), Cindric (1), Pascual, Pálmarsson (4), Fabregas (2).

Parciales: 2-3, 4-5, 6-7, 8-8, 12-10, 14-14; 16-17, 17-19, 18-22, 20-23, 20-25 y 23-26.

Árbitros: Álvarez Mata y Bustamante López. Excluyeron al local Tesoriere y al visitante N’Guessan.

Incidencias: 1.598 espectadores en Artaleku, que colgó el cartel de «no hay entradas». Se guardó un minuto de silencio por el abuelo de Ludovic Fabregas, Victor Faixó.

El Bidasoa-Irun cayó 26-26 ante el Barça ante un Artaleku a rebosar que supo reconocer y aplaudir el esfuerzo de los suyos ante el vigente campeón de la Liga Asobal. Con un Xoán Ledo bajo palos que arrancó en la línea que dejó en León en la jornada inaugural, los primeros minutos anticiparon la lucha constante que llegaría en los 60 minutos. Kauldi Odriozola, máximo goleador guipuzcoano con cinco tantos junto a Esteban Salinas, arrancó su cuenta y la del equipo con el tanto inicial del choque. A partir de ahí, el choque fue un intercambio de golpes constante, tanto en las defensas como en los ataques, en el que el Bidasoa Irun supo llevar la batuta. Tanto es así que en el minuto 22, con el 12-10 en el luminoso, el técnico visitante, Xavi Pascual, solicitó un tiempo muerto, tras el que su equipo volvió a conseguir una nueva igualada de las ocho que hubo entre ambos equipos durante esos treinta minutos y en el que debutó el último fichaje bidasotarra, Matheus da Silva. En el entreacto, empate a 14.

Rudy Seri. / Arrate Morales

En la segunda mitad, tras la ventaja que el equipo amarillo logró (minuto 32, 16-15), un parcial de 0-3 en los siguientes cinco minutos daba una nueva ventaja al equipo catalán, que con el 19-25 (minuto 52) lograría establecer la que hasta ese momento sería su máxima renta del choque. El parcial final de 4-1, con tantos de Esteban Salinas, Rodrigo Salinas, Mikel Zabala e Iker Serrano, además del gol del barcelonista Pálmarsson, terminaría en el definitivo 23-26, en el que el público de Artaleku, que colgó el cartel de «no hay entradas» por primera vez esta temporada, supo reconocer el esfuerzo de sus jugadores en un señor partido.

Un equipo que este mismo jueves a primera hora pondrá rumbo a Eslovaquia, donde el sábado regresará a la máxima competición continental de clubes tras 24 años de ausencia. Lo hará ante Tatran Presov en la primera jornada de la Fase de Grupos en un encuentro que arrancará a las 18:00 horas (ETB y Teledeporte). La Liga Asobal regresará el próximo miércoles con la tercera jornada en Benidorm.