Mercado en Damarri. / Abotsanitz Herri Batzarra

El Grupo Municipal Abotsanitz va a proponer en la próxima reunión de portavoces que se siga organizando el mercado de baserritarras a pesar del coronavirus. Para ello, propondrá que se adopten medidas de protección e higiene similares o superiores a las que se han adoptado en las tiendas de comestibles y supermercados de Hondarribia. Una de esas medidas sería la no utilización de toldos, y que cada baserritarra monte y desmonte su puesto, que irá protegido con plásticos.

«Creemos que tomando las medidas adecuadas el mercado se puede seguir haciendo. No tiene ningún sentido que las tiendas y supermercados vendan productos agrícolas, y nuestros baserritarras no puedan hacerlo. La población está respondiendo de manera adecuada ante las restricciones impuestas por la crisis sanitaria, y eso garantiza que el mercado se pueda celebrar. Presentaremos la propuesta el lunes, por lo que creemos que el miércoles podría llevarse a cabo el mercado. Es una propuesta a debate, en la que nos gustaría que el resto de los grupos municipales hagan aportaciones para, entre todos, adoptar la fórmula más adecuada».

Abotsanitz apuesta porque el mercado esté organizado y controlado por el Ayuntamiento de Hondarribia, bien por el departamento de Medio Ambiente y/o por la Policía Municipal. Además, «nos parece interesante la creación de la red de voluntariado Guztion Artean, ya que podría colaborar tanto en la organización como en la compra de productos para las personas mayores».

Al igual que en las tiendas y supermercados, sería necesario extremar las medidas de seguridad e higiene. Para ello la formación propone lo siguiente:

1. Delimitar el recinto con vallas, y dejar una distancia entre puestos de al menos 1,5 metros. Asimismo, se colocarán cintas en el suelo para indicar la separación de al menos 1,5 metros entre clientes, y entre cliente y vendedor.
2. Cada baserritarra colocará dos mesas, una para los productos y otra pequeña para colocar la báscula, la caja registradora, las bolsas y el desinfectante. Las mesas irán protegidas por plásticos.
3. Las y los baserritarras deberán utilizar guantes adecuados, y después de cada venta deberán desinfectarlos, igual que se está haciendo en las tiendas y supermercados.
4. Los mayores de 65 años deberán quedarse fuera de la zona vallada, y el voluntariado de Guztion Artean se encargará de hacerles la compra.

A futuro, cubierto

En el debate de presupuestos de noviembre Abotsanitz presentó una enmienda parcial que pedía que se estudiaran distintas alternativas para proteger la compra-venta de productos agrícolas. La propuesta tuvo el apoyo de los otros dos grupos de la oposición, pero el PNV votó en contra.

“Durante este invierno han sido varias los días en los que el gobierno municipal ha decidido no montar las mesas y toldos del mercado debido al fuerte viento, causando un perjuicio económico importante a los productores. Pero incluso cuando el viento lo permite, las condiciones que vendedores y compradores tienen que soportar no son dignas. Ya han pasado casi diez años desde que se comenzó a organizar la azoka, y sigue en la misma situación de provisionalidad de sus inicios. El mercado necesita una estructura adecuada, con ubicación y utilización adecuadas. Por eso es indispensable un estudio serio, a lo largo del cual se visiten distintas alternativas, y en el que participen, junto con baserritarras y grupos municipales, expertos en arquitectura y urbanismo. Hondarribia necesita un mercado digno para los baserritarras y para la ciudad. Diseñado para el mercado, pero polivalente, que sirva también para otras actividades que se irán definiendo a lo largo del proceso”.