Lupe Queiruga (i), Igor Enparan, Aitzol Arroyo y Estitxu Urtizberea. / Abotsanitz

El Grupo Municipal Abotsanitz defenderá una bajada de las tasas e impuestos municipales en el pleno ordinario de octubre. Debido al decrecimiento económico provocado por la pandemia de la Covid-19 se prevé una reducción del IPC. Por ello, Abotsanitz propondrá que bajada de impuestos al menos equivalente al descenso de dicho índice. Cualquier otra propuesta hay que entenderla como una subida, y en la situación en la que vivimos, eso es inaceptable.

«El impacto del coronavirus a nivel global es tremendo. A principios de año generó una situación de emergencia a modo de tsunami y, a poco para finalizar el año, la ola todavía está rompiendo. La sociedad y economía hondarribiarras han recibido el mismo golpe. Muchas personas han enfermado y muchas más lo harán. Casi toda la población ha vivido el confinamiento y ello, entre otras muchas consecuencias, ha dificultado las labores de cuidado de niños y personas dependientes. Además, ha aumentado la tasa de desempleo, muchos trabajadores se encuentran en situación de ERTE, las empresas han visto descender sus facturaciones como nunca antes», señalan desde Abotsanitz.

«Teniendo en cuenta las previsiones socio-económicas para los próximos meses, el Ayuntamiento de Hondarribia debe actuar responsablemente y proteger a las y los hondarribiarras. No olvidemos que las arcas municipales tienen un remanente de 55 millones de euros, que se ha acumulado al no utilizar el dinero recaudado vía tasas e impuestos. Por eso, Abotsanitz votará en contra de cualquier propuesta que no plantee una reducción tributaria equivalente a la bajada del IPC».