Carretera de Ibarla. / Ayuntamiento de Irun

El área de Movilidad y Obras informa de una serie de trabajos que tendrán lugar a partir de este lunes ligados a la mejora de ejes peatonales de la ciudad. Las actuaciones tendrán lugar en la carretera de Meaka, en las calles Francisco de Gainza y Pedro de Hirizar, así como en la Avenida de Elizatxo. El presupuesto de todas estas actuaciones alcanza los 204.423,76 euros, con un plazo de 3 meses.

Como explica la delegada, Cristina Laborda, «estas actuaciones forman parte del bloque de trabajos que cada cierto tiempo destinamos a arreglar las deficiencias que pueden presentar tramos de acera en la ciudad. Son puntos que hemos detectado desde el Ayuntamiento de Irun o directamente a petición de los propios ciudadanos y asociación de vecinos. En ocasiones actuamos para ensanchar la acera, para arreglar el suelo, o también para crear una nueva donde no la hay e incluir de paso nueva iluminación. El objetivo en todos los casos es crear las mejores condiciones posibles que faciliten la movilidad peatonal y la accesibilidad. Pequeños pasos quizá, pero importantes en el camino de hacer una ciudad más amable».

En primer lugar, los trabajos arrancarán este lunes en la carretera de Meaka. La acera de asfalto que discurre junto a la carretera que lleva a Ibarla, más concretamente entre el puente de la autopista AP-8 y el vivero municipal, se encuentra con un estado del pavimento muy deteriorado. Por otro lado, el arbolado existente ha generado con sus raíces unas elevaciones de manera irregular en la acera que generan un peligro para el tránsito peatonal. Por ello estos días se va a repavimentar el suelo mediante aglomerado al igual que la acera existente, previa demolición del actual pavimento. Para ejecutar estos trabajos se reservará parte de la calzada a peatones; en cuanto al tráfico, habrá paso alternativo para los vehículos regulado por un semáforo.

Conexión peatonal

Por su parte, en la calle Francisco de Gainza, hasta su encuentro con la calle Beraketa, se actúa aumentando la anchura de las aceras de ambos lados. Para esta actuación es necesaria la eliminación de la banda de estacionamiento de la derecha del sentido de circulación. Además se crea una nueva acera en la prolongación de la calle por la plaza Primitivo Azpiazu, tramo en el que se incluye nueva iluminación.

Entre los números 3 y 5 de la calle Pedro de Hirizar se arreglarán los desperfectos que presenta la acera y se crea un tramo nuevo en su encuentro con la calle Papinea. Se colocará nuevo alumbrado y se renovará la canalización de alumbrado con las correspondientes arquetas junto a los puntos de luz.

Esta batería de actuaciones incluye también mejoras en la Avenida de Elizatxo. Para lograr una conexión peatonal desde la zona de viviendas de Aranibar hasta la Avenida de Letxunborro, se construirá una acera intermedia que arrancará en Aranibar y culminará en la Avenida de Elizatxo y posteriormente un paso con semáforo para llegar a la Avenida de Letxunborro, a la altura del número 91.