Belén Martínez, secretaria de ACUBI. / Martín Tellechea

Durante este periodo de confinamiento desde ACUBI se ha seguido atendiendo las consultas de los consumidores de la comarca del Bidasoa, bien por correo electrónico o por teléfono. De las 75 consultas atendidas, 46 (61,33%) han sido por correo electrónico, mientras que 28 (38,67%) han sido por teléfono.

«Podemos comprobar que uno de los temas más atendidos está relacionado con el arrendamiento (29 consultas), desde consultas relacionadas con esos estudiantes que no pueden continuar sus estudios en una ciudad fuera de nuestra comarca y que tendrían que resolver su contrato, o aquellas personas que se ha visto en un ERTE y no va a poder pagar su renta», señala la secretaria de la asociación, Belén Martínez.

«Otro de los temas atendido ha sido el relacionado con los viajes (10 consultas), bien los contratados a través de una agencia de viajes, los vuelos de avión programados y que no se han podido realizar o los viajes del Imserso y que no se van a poder realizar. En todos los casos se ha intentado explicar el modo de solicitar el importe abonado y las medidas dadas por el gobierno sobre este asunto. También en este periodo ha habido consultas relacionadas con las comunidades de vecinos (9 consultas). Hemos comprobado que al estar más tiempo en nuestra casa los problemas con los vecinos se agravan, se oyen muchos más los ruidos de los vecinos que están realizando obras en su casa, los ruidos de la vida diaria (mover muebles, ruidos de la lavadora…), etc.».

Otras consultas están relacionadas con las facturas del agua y la basura (3 consultas), todas ellas tienen que ver con que en el mismo mes les han cargado en su c/c dos facturas. «Intentamos explicar el cambio de facturación y que por tal motivo se puede producir este hecho. Si bien en antes de esta situación las consultas estaban relacionadas con la falta de factura en papel».