Playa de vías desde Belaskoenea. / Oihana Sánchez

Adif ha aprobado la adjudicación del contrato de suministro para la ampliación de la plataforma de comunicaciones en las Redes de Cercanías de Bilbao e Irun, por un importe total de 672.560,74 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 4 meses. La empresa adjudicataria ha sido Cobra Instalaciones y Servicios.

El objetivo de esta inversión es aumentar el ancho de banda y la disponibilidad de los servicios de voz, vídeo y datos necesarios en las estaciones y subestaciones de las líneas ferroviarias metropolitanas de Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra. Este proyecto afecta a las líneas Bilbao-Santurtzi (C-1), Barakaldo-Muzkiz (C-2) y Bilbao-Orduña (C-3) en Bizkaia, y la C-1 Irun-Brinkola, en Gipuzkoa, con extensión hasta la estación navarra de Altsasu/Alsasua.

Esta ampliación del ancho de banda permitirá prestar los servicios a las diferentes direcciones de Adif junto a los operadores ferroviarios, y a su vez les posibilitará cubrir las necesidades de servicio que deben ofrecerse al usuario del ferrocarril.

Estos servicios son los propios de la explotación ferroviaria (supervisión y telemando de energía y control de tráfico ferroviario), así como los de estaciones (sistemas de control de accesos, cronometría, interfonía, megafonía, teleindicadores y telemandos), videovigilancia (circuitos cerrados de televisión), venta de billetes, etc.

Con este nuevo equipamiento se mejora la calidad, eficiencia y seguridad de las telecomunicaciones para ofrecer el mejor servicio a los usuarios y a las circulaciones.

El contrato incluye el suministro del equipamiento de red, la puesta en servicio y la integración en los sistemas de gestión de Adif.