Anoche se colocaron las compuertas en Behobia

Policía Local ha atendido ya algunos avisos como caídas de ramas o vallados de obra, así como desplazamientos de algún contenedor

0
354

Efectivos de la Policía Local y un retén de Protección Civil permanecen desde ayer por la tarde pendientes de la bajada del río Bidasoa a su paso por la ciudad, concretamente en el barrio de Behobia. Ante la previsión de alerta naranja por lluvia y para evitar los efectos negativos de la crecida del río, coincidiendo con la marea alta, se colocaron anoche las compuertas anti-inundaciones en Behobia.

Sin causar grandes problemas, en el momento más alto de la pleamar el agua llegó a su límite en la ribera alcanzando puntos más sensibles, algo habitual en situación de mareas vivas y lluvias. En cualquier caso la situación permaneció controlada, a lo que contribuyó tener las compuertas instaladas por si el agua seguía creciendo, algo que no ocurrió.

La delegada de la Policía Local, Cristina Laborda, destacaba “la actuación de los agentes, pendientes de todo lo que ocurre durante esta alerta, así como la instalación de las compuertas que cumplieron con su objetivo de controlar esta crecida, y que el agua no afectase al barrio de Behobia”.

El dispositivo de la Policía Local sigue activo y las compuertas permanecerán instaladas coincidiendo con la pleamar, prevista para media tarde; así mismo se mantiene el seguimiento puntual de los niveles del río por parte de Policía Local y Protección Civil, para lo que se tienen muy en cuenta los medidores de Endarlaza y Legasa.

Fuerte viento

En cuanto al resto de incidencias registradas, coincidiendo con el fuerte viento a primera hora de la mañana, Policía Local ha atendido ya algunos avisos como caídas de ramas o vallados de obra, así como desplazamientos de algún contenedor; en cualquier caso afecciones anotadas sin mayores consecuencias.