Calle Balleneros. / Ayuntamiento de Irun

La delegada de Movilidad, Vía Pública y Obras, Cristina Laborda, ha anunciado que la acera de la calle Balleneros, en paralelo a las vías del topo, se ampliará tal como habían solicitado los vecinos en el encuentro mantenido en Belaskoenea dentro del programa «El alcalde en los barrios», en abril de 2016.

«Recogida esta petición ciudadana y como hacemos con aquellas cuestiones que abarcan a otras administraciones, nos comprometimos a trasladar esta solicitud y hacer todo lo posible por llevar a buen puerto la petición. En este caso, nos pusimos en contacto con Euskal Trenbide Sarea (ETS), propietaria de los terrenos, solicitando permiso para actuar», explicaba la responsable del área de Movilidad, Vía Pública y Obras.

Asimismo, en el mes de marzo de este año, a requerimiento de ETS, la delegada envió más documentación de la zona, incluyendo planos e imágenes de la calle para poder así estudiar mejor una actuación que requiere desplazar ligeramente un murete que cierra la propiedad del terreno por el que pasa el topo.

Próxima campaña de ejes peatonales

Cristina Laborda confirmaba que «la respuesta de ETS ha sido favorable, por lo que vamos a incluir esta actuación en la próxima campaña de ejes peatonales para llevarla a cabo cuanto antes. Esto va a suponer una mejora en la movilidad y en la seguridad de las personas que se desplazan a pie por la calle Balleneros, que es además la principal vía de acceso al centro por el barrio; en definitiva, se trata además de un ejemplo de cómo la participación ciudadana puede ser un mecanismo útil para hacer realidad demandas que mejoran el día a día de las personas».

Esta actuación requiere en detalle la ocupación de 30 metros cuadrados de suelo adscrito a ETS, que entrarán por tanto en el proyecto que ya están redactando desde el área de Movilidad, Vía Pública y Obras. Esta intervención se incluirá así en el próximo bloque de trabajos sobre ejes peatonales de 2017 con un presupuesto que se completa con una partida incluida en la modificación de créditos a debate en el próximo pleno, para alcanzar los 250.000 euros.