Campo de rugby y pistas de atletismo de Plaiaundi. / Martín Tellechea

Los grupos integrantes de Bidasoaldeko Lagunak han dado a conocer una nota de prensa en la que señalan que «el proyecto del corredor verde Ventas-Plaiaundi-Ficoba es el proyecto para el que el Ayuntamiento de Irun no ha solicitado la financianción Europea dentro del entorno Via Irun como propuesta específica fruto del traslado de las instalaciones del Euskotren bideak a la zona de intermodalidad de la nueva estación».

«Queremos», prosiguen, «resaltar la importancia que tiene esta intervención que sí cuenta con un amplio consenso político-social».

Desde Bidasoaldeko Lagunak indican que «este corredor verde urbano sería una franja con una importante presencia de vegetación que une dos zonas naturales destacadas de la ciudad. Es muy importante porque da continuidad a los espacios verdes que nuestra ciudad ofrece al ciudadano, permitiría aumentar la biodiversidad de la localidad ya que supone plantar más vegetación que, a su vez, atrae más especies animales y puede ayudar a mitigar el efecto de isla de calor urbano rebajando en unos grados la temperatura, por que se sabe que “la sombra proyectada por los árboles sumado al efecto de sumidero de calor, hacen de un corredor un instrumento de control y mejora del microclima urbano”. De esta manera, puede mejorar las condiciones del entorno e incluso, lograr un menor consumo energético por climatización».

Además, «como no puede ser de otra manera, un corredor verde debe dar prioridad espacial tanto al peatón como a la vegetación, por eso también reduce el ruido y la contaminación. Claramente, las vecinas y vecinos de los 5 barrios que se benificiarían más directamente de de este corredor vivirían con una calidad de vida ambiental mucho más saludable».

«Trasladamos al Gobierno Vasco para su estudio, que como primer paso, se integre la linea ferrroviaria vasca de ETS en la plataforma de ADIF en el DUI Vía Irun y a su vez se incluya la partida presupuestaria para el proyecto del corredor verde, además de un gran parque e instalaciones deportivas para el barrio de Lapize en los 10.000 m2 de los que dispone el ayuntamiento en el actual solar del antiguo colegio Jaizkibel».

«Este gran parque es de vital importancia para combatir el cambio climático y dotar a esos barrios de zonas verdes e instalaciones deportivas que mitiguen el gran impacto de la contaminación urbana, industrial y ferroviaria. Por todo esto, creemos que este corredor verde debe de ser una apuesta firme de nuestro ayuntamiento y del Gobierno Vasco y debe de entrar, de forma específica y claramente definida, en las solicitudes de fondos Europeos necesarios para llevar a cabo este proyecto».