Foto de familia con los jugadores del Barakaldo. / Asociación Veteranos Real Unión Club

El pasado domingo se disputó en los campos de El Malecón de Torrelavega (Cantabria) la novena edición de la Liga Solidaria de la Federación Española de Asociaciones de Futbolistas Españoles-Zona Norte. El equipo del Real Unión Club de Iun, tras su exitoso debut en la pasada edición, quedó encuadrado en el Grupo D, el considerado «grupo de la muerte», junto a Barakaldo CF, Athletic Club de Bilbao y RC Celta de Vigo, logrando una meritoria tercera plaza.

El resto de participantes fueron Real Sporting de Gijón, RC Deportivo de La Coruña, Sestao Sport Club, CD Logroñés, CA Osasuna de Pamplona, Real Sociedad de Fútbol de San Sebastián, Real Racing Club de Santander, CD Mirandés y el anfitrión, la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega.

En el primer partido del campeonato los iruneses batieron al cuadro gualdinegro por la mínima, con gol de Gómez de tiro cruzado. El choque, con alternativas en ambas porterías, fue tenso y emocionante, como siempre contra el Barakaldo, que vendió cara su derrota. La zaga unionista se mostró firme y contundente y supo sufrir las acometidas fabriles que, a base de colgar balones largos al área en busca del empate, provocaron algún que otro susto en los últimos minutos, agónicos.

Seguidamente, contra el Athletic, comenzaron bien las cosas para el Real Unión, que se adelantó en el marcador por mediación de Lucio, y estuvo cerca de hacer el segundo en una gran ocasión desbaratada por Imanol Etxeberria. Lamentablemente, de lo que pudo ser el 2-0 se pasó al 1-1 y, enseguida, sin tiempo para asimilar el golpe, el Athletic marcó el segundo, y luego, un riguroso penalti sobre Joseba Etxeberria y un tanto a la contra en las postrimerías del encuentro, con el Real Unión volcado a la desesperada, culminaron la remontada bilbaína.

Los unionistas cayeron con el Athletic 2-0. / Asociación Veteranos Real Unión Club

Por fin, en el tercer y definitivo enfrentamiento, ante el Celta, ambos contendientes estaban obligados a ganar y esperar el resultado del otro partido del grupo, lo que deparó un duelo entretenido y abierto, con dos equipos que se lanzaron al ataque, a por el gol, desde el principio. Los veteranos unionistas lo intentaron en todo momento, pero se encontraron un rival muy serio, ordenado y con pegada, y terminaron cayendo por 2-0.

Con este resultado, el conjunto gallego finalmente logró la primera plaza del grupo y se clasificó para la semifinal, en la que superó a la Real Sociedad, y después, en la gran final, se deshizo del Deportivo, proclamándose campeón del torneo. Segundo título consecutivo para los vigueses, que volverán a representar a la Zona Norte en el fase nacional.

Por parte del Real Unión se alinearon: Kote Riobó, Ricardo Costa (portero suplente), Joserra Gabino, Eneko Vidaurreta, Joseba Bereau, Javi Garmendia, Miguel Ángel Trecu, Alfonso Gurruchaga, Ketxus Aguirre, Marcos Vallejo, Ibai Etxabe, Avelino Bernardo, Román Sagüés, Aitor Gómez, Alfonso Tenreiro, Óscar Palenzuela y Diego Lucio, con Javier Garmendia de entrenador.

La expedición volvió a Irun satisfecha por la imagen ofrecida y con buenas sensaciones. Un año más, el equipo sigue compitiendo a buen nivel y la condición física, a pesar de la edad, aguanta aceptablemente. A partir del próximo jueves los veteranos ya empezarán a preparar futuros compromisos previstos para los meses de mayo y junio.