Nueva ubicación de la parada. / Ayuntamiento de Irun

El área de Movilidad y Vía Pública informa de que ya es efectivo el cambio de ubicación de la parada que da servicio al centro de Behobia, una medida solicitada por la asociación de vecinos y que además fue una de las peticiones más votadas de los presupuestos participativos.

Este compromiso con el barrio no es el único cumplido en esta zona ya que la medida se une a otra petición del barrio, concretamente mejorar en este punto la conexión peatonal entre la calle Juan Thalamas Labandibar y Endarlaza Hiribidea. El objetivo es reforzar la accesibilidad y la movilidad peatonal de esta zona, donde hasta hace poco se ubicaba una de las gasolineras de Behobia.

Tal como explicaba la delegada, Cristina Laborda, «la salida de la gasolinera está unida a una futura ordenación del ámbito pero hasta ese desarrollo, lo que esta obra quiere garantizar es una correcta movilidad peatonal de la zona y eso ha pasado por arreglar la acera existente y ampliarla con un nuevo tramo facilitando el traslado de la marquesina. Todo forma parte de una petición de la Asociación de Vecinos de Behobia».

El resultado que ya se puede ver es una acera, provisional hasta el desarrollo urbanístico de la zona, que da continuidad a la ya existente con un acabado de hormigón. En la superficie, donde estaba la gasolinera, se ha extendido tierra vegetal mejorando el aspecto visual de la zona. Además, de cara a una mejora en la accesibilidad, en este caso principalmente pensando en las personas con movilidad reducida que se desplazan en silla de ruedas, se ha buscado reducir la diferencia de cotas existente en el paso peatonal semaforizado en ese punto, creando un paso más accesible que el actual.

La nueva ordenación de todo el espacio ha hecho posible acercar, como se mencionaba anteriormente, la parada del autobús al centro del barrio. De esta forma, se traslada aquí la parada de la L-1 que actualmente se ubicaba al comienzo del paseo peatonal y carril bici al borde del río Bidasoa. Cabe señalar que esta marquesina es provisional ya que es la misma que se encontraba en el punto anterior y lo que se ha realizado ha sido trasladarla. Está previsto que, fruto del nuevo servicio para renovar las paradas que alcanza a toda la ciudad, se sustituya próximamente por una marquesina nueva, de ahí que el acabado actual no sea el definitivo.

A nivel de tráfico, cabe señalar que con esta obras, y tal como se informó el mes pasado, se suprime el giro a derecha (procedencia de Zaisa), en dirección a la zona del Cuerpo de Guardia. El presupuesto de esta actuación es de 32.518,75 euros y las obras han durado un mes. La empresa adjudicataria ha sido Proyectos y Montaje Eléctricos LDO, S.L.

Campaña en marcha

Unido a esta actuación sobre movilidad peatonal y accesibilidad, cabe recordar que el área de Movilidad, Obras y Vía Pública tiene en marcha estos días una serie de trabajos que buscan suprimir barreras arquitectónicas. Son unas actuaciones dirigidas a facilitar el acceso a los pasos de peatones, mediante la adecuación de los mismos o a través de la creación de nuevos pasos.

Las obras están siendo ejecutadas por las la empresa Landa e Imaz, S.A., con un presupuesto de 75.773,58 euros (IVA incluido). En detalle, se adecuan diversos pasos peatonales existentes en los siguientes puntos de la ciudad:

– Zona Mendibil (en el entorno de la residencia Inmaculada de personas mayores): calles Zuberoa y Juan de Albisu en los cruces con Ignacio Zuloaga y Vicente Lafite. Son rebajes de pasos peatonales
– Urdanibia Berri: calles Haizeola, Itsasaundi, Bolueta). Rebajes de pasos peatonales
– Calles Alzukaitz y avda. Iparralde. Se realizará un paso peatonal elevado en cada una de ellas

Como recordaba la delegada, “todas estas actuaciones persiguen lograr los objetivos que establece el Plan de accesibilidad, y en algunos de estos casos además son respuesta a peticiones que nos trasladan desde las asociaciones de vecinos”. Estas obras comenzaron en marzo y tienen un plazo de ejecución de dos meses y medio.