Playa de vías desde Belaskoenea. / Oihana Sánchez

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, se ha reunido con responsables de Renfe para trasladarles su preocupación y algunas quejas de ciudadanos iruneses en torno a la reducción de las conexiones ferroviarias entre Irun y Donostia.

Las obras en el tramo ferroviario de conexión entre nuestra ciudad y la capital se han iniciado en el túnel de Gaintxurizketa provocando una reducción importante de los trenes con salida y llegada a Irun. Renfe ha llegado a un acuerdo con EuskoTren para poder utilizar este medio de transporte. Sin embargo, la huelga de días alternos en EuskoTren está provocando problemas importantes que también han llegado a la alcaldía.

Santano ha agradecido la celeridad con la que ha podido cerrar este encuentro con Renfe y la buena disposición para poder estudiar otras alternativas poniéndose en contacto también con Lurraldebus. Desde Renfe, además, han asegurado que se va a reforzar la comunicación y la información a los usuarios con personal de atención a los viajeros a partir de junio desde la propia estación de Adif en Irun y que se trabaja en una información mejor actualizada en la página web sobre los trenes disponibles.

Los trabajos que han provocado estas restricciones en el trafico está previsto que se alarguen durante al menos 18 meses.