Ayuntamiento de Irun. / Oihana Sánchez

El Ayuntamiento de Irun quiere durante este período e alarma, mantener en lo que a la actividad municipal se refiere, la máxima celeridad posible. En este sentido, el Consistorio ha decidido acelerar y activar con la máxima urgencia los pagos a terceros. A día de hoy apenas están pendientes 2000 euros de pagos y se han movilizado transacciones por casi 8 millones (7,7) de euros desde el pasado 13 de marzo.

Los pagos se refieren a dos líneas principalmente:

a) 3,5 millones corresponden a prestaciones de terceros (suministros, servicios y obras). De estos 3,5 millones pagados, 2,4 corresponden a facturas derivadas de la ejecución del presupuesto de 2020 y el resto son fruto de la incorporación de remanentes, es decir, proyectos iniciados en 2019 que se han completado en lo que va de 2020.

b) 1,9 millones corresponden a transferencias, principalmente a Servicios de Txingudi (1 millón) y Bidasoa activa (481 mil). A empresas, familias y entidades sin ánimo de lucro han ido más de 300 mil euros y de éstos, 173 mil se han gestionado desde Bienestar Social.

El plazo medio de pago a proveedores en el primer trimestre del año se sitúa en torno a los 20 días y en el caso de las facturas, este plazo se reduce a apenas 15 días.

Urgencias COVID19

Algunos de los pagos que ya se han hecho han sido, además, consecuencia de acciones extraordinarias relacionadas con la crisis sanitaria que estamos atravesando. Así, se han pagado 109 facturas relacionadas con acciones ligadas al estado de alarma que suman 57.582,27 euros:

a) 33 son ayudas de emergencia para manutención detectadas y tramitadas de urgencia por Bienestar Social (9.100,00 euros).

b) y las otras 76 son compras de materiales y equipos para la implantación de las medidas para la lucha contra la COVID19: EPIs, mascarillas, equipamiento para la residencia Ama Xantalen… (en total 48.482,27 euros).

En este periodo se han gestionado 1561 operaciones de pago, acumuladas en 52 operaciones bancarias, lo que supone una media de casi 87 operaciones de pago por día hábil y 3 operaciones bancarias/día hábil.

El objetivo municipal es por un lado el facilitar la liquidez a las empresas, proveedores y entidades que trabajan con el ayuntamiento para crear movimientos en la economía local y por otro lado facilitar y acelerar al máximo posible la ayuda a quienes la necesitan durante este período del estado de alarma.