Ayuntamiento de Irun. / Oihana Sánchez

El delegado de Hacienda, Miguel Ángel Páez, ha anunciado este miércoles que trabaja en activar una modificación de créditos por valor de alrededor de 2,1 millones de euros. El responsable de Hacienda ha comenzado esta semana una ronda de contactos entre los diferentes grupos municipales para explicar la iniciativa y recoger propuestas de cara a negociar su incorporación a los presupuestos de este año.

Tal como ha señalado Miguel Ángel Páez, “el remanente positivo disponible de la liquidación del 2017 nos permite acometer ahora esta modificación de créditos por valor superior a los dos millones, que se sumaría a la cantidad de 1,2 millones ya dispuestos en abril para hacer frente a los pagos pendientes de trabajadores municipales”. El delegado informaba de que, si bien el remanente positivo disponible es mayor, en torno a los 5 millones, “por precaución no vamos a gastar todo lo que falta y vamos a reservar un millón de euros por si acaso, ya que todavía estamos a mitad de año y queremos estar preparados en el caso de tener que afrontar cualquier imprevisto que pueda surgir”.

Así, del remanente positivo disponible (4,7 millones) el área de Hacienda retira un millón de euros. En paralelo, Páez apuntaba que, fruto también de esa liquidación, otros 1,4 millones de euros se destinarán (vía resolución de alcaldía) a dar continuidad a proyectos actualmente en ejecución como la obra del frontón Uranzu o los trabajos de reforma del espacio deportivo de Txingudi San Marcial, en concreto para mejorar sus accesos peatonales. Asimismo se incluye un refuerzo para el nuevo contrato de gestión del comedor social y punto de encuentro además del dispositivo del frío que permitirá abrir más horas y más días durante el año. Se incluye en este apartado una necesaria actuación en el muro de la calle Darío de Regoyos.

El resto de esos casi 5 millones del remanente positivo, salvando algunos conceptos que hay que afrontar como reconocimientos de deuda (por valor en este caso de 100.000 euros) se destinará a esta modificación de créditos de alrededor de 2,1 millones “que queremos abrir como hacemos siempre con el resto de grupos municipales”.

El delegado ha comenzado esta semana una ronda de contactos, primero para explicar la iniciativa que toma el área de Hacienda; y segundo, para escuchar y recoger aportaciones. Entre los conceptos que se incluyen de entrada en la propuesta de Hacienda encontramos partidas plurianuales para la variante sur, ampliación del vial de Txenperenea y enlace con la avda. Euskal Herria, la adecuación de la unidad de acogida en Bienestar Social, la redacción del proyecto de vial de acceso a la residencia de Arbes, la reurbanización de la calle Lapice, mejora de ejes peatonales (campaña de aceras), y mejora de alumbrado público, entre otras cuestiones.

“Buscamos en definitiva mejoras relacionadas con los barrios o con acciones de impulso social y económico; y para eso, vamos a intentar alcanzar el mayor consenso posible buscando destinar una suma importante de dinero atendiendo necesidades que tenga la ciudadanía”, concluía Páez.