Sergio Corchón, junto a Irune Hernández y Vicente Fernández. / Ayuntamiento de Irun

El delegado de Bienestar Social, Sergio Corchón, ha anunciado este jueves en rueda de prensa que el Ayuntamiento de Irun ha terminado la valoración del III Plan de Adicciones, implementado entre 2013 y 2017, y que ya trabaja en la siguiente edición. Con el delegado han estado presentes la responsable técnico Irune Hernández y Vicente Fernández, representante de la asociación Sasoia encargada de dinamizar el programa.

«Irun lleva años trabajando en la prevención de adicciones, especialmente entre la juventud de nuestro municipio, siendo el Plan Local de Prevención de Adicciones el principal instrumento del que se dota para afrontar el fenómeno de las drogodependencias y otras adicciones en su territorio», explicaba Sergio Corchón.

El III Plan de Prevención de Adicciones ha estado vigente en el periodo 2013-2017 y tras su evaluación realizada durante el 2018, se destaca que el 100% de las acciones previstas se han implementado, así como algunas que no estaban incluidas. En detalle, son 25 acciones entre las que destacan talleres formativos en centros escolares y programa de educadores de calle, acciones preventivas en contextos festivos y de ocio, la nueva web de adicciones (www.irun.org/prevencionadicciones) con 3.815 visitas en 2018 y programas para tratar las adicciones desde la prevención en la educación en casa; son los ejemplos de los grupos de padres y madres «Gurasoekin» y con jóvenes «Gazteekin».

Entre las acciones que se han implementado aparte de las previstas en el Plan son, entre otras, la formación a padres y madres jóvenes y el programa ‘Botiltxarra’ para prevenir riesgos derivados de la ingesta de alcohol en fiestas. La iniciativa ha tenido un presupuesto de 1.387.596 euros y el número de personas participantes en los diferentes programas durante estos 5 años ha sido de 30.512.

Desde el área de Bienestar Social señalan que el 81% de las personas que han participado son menores de 18 años, y que el 76% de las personas participantes en las acciones del plan, corresponden a alumnos y alumnas de los centros educativos del municipio.

Otra de las conclusiones más importante es el elevado grado de satisfacción por parte de las personas participantes en los diferentes programas implementados. Fruto de las acciones del Plan, se ha detectado la reducción de la prevalencia del consumo de tabaco, alcohol y cannabis según la evolución de los estudios de consumo realizados en los centros escolares de Irun, «pero es fundamental seguir trabajando para evitar pasos atrás», explican desde el área.

Sin embargo, sigue siendo preocupante el consumo intensivo de alcohol, muy especialmente el cambio de patrones entre las personas más jóvenes. Se constata una baja percepción del riesgo, sobre todo en el caso del alcohol y del cannabis. «La prevalencia de las adicciones continúa siendo elevada, por lo que es necesario mantener el trabajo preventivo», añaden las conclusiones del Plan.

El IV Plan de Adicciones en el horizonte

«El Ayuntamiento de Irun tiene intención de continuar dando pasos en la prevención, donde es tan importante saber detectar y afrontar los nuevos fenómenos como la adicción a nuevas tecnologías y a los juegos de apuestas que se incorporan a una realidad en cambio permanente, como mantener en el tiempo y profundizar las intervenciones en los diferentes contextos», subrayaba Sergio Corchón. Por ello, tal como ha anunciado el delegado la apuesta pasa por poner en marcha el proceso de elaboración del IV Plan de Prevención de Adicciones en Irun que se realizará a lo largo del primer semestre de este año 2019.

La elaboración de este nuevo plan se está impulsando desde el área de Bienestar Social, con la asesoría técnica de la asociación Sasoia. El proceso de realización de este plan va a contar con una metodología participativa, y a través de las aportaciones así como de un estudio en profundidad de los hábitos de consumo de la juventud del municipio, se podrá contar con un diagnóstico de la situación.

El proceso de trabajo se va a realizar en varias fases:

1ª Fase: Realización de un diagnóstico de situación, estudio que se ha iniciado el pasado mes de diciembre de 2018 y se está realizando en todos los centros escolares del municipio que deseen participar. «Este diagnóstico nos ayudará a saber de dónde partimos para establecer prioridades en el nuevo plan», detallan desde el área.

2ª Fase: Diseño del IV Plan de Prevención de Adicciones. Para ello, se va a promover un proceso participativo con el objetivo de reflexionar e identificar las necesidades que se perciban desde diferentes ámbitos. Partiendo de la realidad actual, se hará una reflexión sobre lo que se ha hecho en prevención y lo que queda por hacer, lo que ayudará a acordar los compromisos para los siguientes años.

Esta reflexión se pretende hacer mediante procesos participativos, por un lado a través de grupos de discusión (uno con la Comisión de prevención y personal municipal, y otro u otros con agentes sociales del ámbito educativo, salud, ertzaintza, asociaciones, etc.), y por otro lado, a través de la página web municipal, donde la ciudadanía tendrá la oportunidad de dar su opinión y podrán hacer sus aportaciones a través de un sencillo cuestionario que se incluirá en la web municipal, www.irun.org/prevencionadicciones, a partir del próximo día 21 de enero.

Estas aportaciones no sólo ayudarán a identificar las prioridades de cara al nuevo plan, sino que también servirán para impulsar la reflexión y generar conciencia de la necesidad de trabajar toda la ciudadanía por la prevención y conocer las herramientas que ayuden a alcanzar el desarrollo de objetivos y actuaciones de cara a los próximos años.

3ª Fase: Realización del Plan. Con la información recabada y el análisis de propuestas y aportaciones que se hayan realizado desde los diferentes ámbitos, se definirán los objetivos y acciones que servirán para el diseño del borrador del IV Plan de Prevención de Adicciones. Este documento, será presentado y contrastado con los diferentes grupos de trabajo, se redactará y presentará para la aprobación definitiva.

El proceso planteado con este nuevo Plan, se situará en el contexto de la Ley 1/2016, de Atención Integral de Adicciones y Drogodependencias y teniendo en cuenta las directrices que se recogen en el VII Plan de Adicciones del Gobierno Vasco.

Los plazos previstos para el desarrollo de este proceso que se ha iniciado en diciembre, se prevé que finalice con la presentación y aprobación del IV Plan a lo largo del primer semestre de 2019.