El nuevo Muelle de Veteranos cumple 6 años

Las instalaciones que cuentan con 246 amarres a pantalán flotante, para atracar embarcaciones de pequeño calado y una eslora máxima de diez metros

0
907
Muelle de Veteranos

Hace hoy 6 años se inauguraba el Muelle de Veteranos de Hondarribia, una nueva dársena fundamentalmente pensada para jubilados y personas que tenían la embarcación o el txintxorro fondeados en la bahía. “Era necesario dar una solución a este colectivo para evitar riesgos y a su vez que los precios de los amarres fueran razonables”, asegura el portavoz socialista, Iosu Álvarez.

“Fue una apuesta decidida del gobierno municipal y de la Agrupación Socialista de Hondarribia por ocupar el máximo de espacio de la lámina de agua. Se cambió el proyecto inicial, con el consiguiente coste sustancial, al no estar contemplados en el presupuesto el coste de los pantalanes y la ampliación del número de amarres, de los 100 previstos inicialmente a los 245 necesarios para dar respuesta a la demanda de usuarios”, señala el portavoz.

“Durante el debate del proyecto, siempre me venía a la cabeza la frase de una persona muy querida para mí, que toda la vida había tenido una motora y que me decía que lo mejor para un jubilado era disponer de un atraque, sin riesgos a la hora de embarcar. Esa idea siempre me animó durante el debate”, comenta Álvarez. Y es que el peligro de acceso a los txintxorros, a ciertas edades, era evidente por lo que se imponía completar la lámina de agua al máximo de su capacidad.

Hay que recordar el trabajo inestimable que realizó la Asociación Molla, que siempre estuvo en la línea de que los precios de los pantalanes fueran asequibles y que se ocupara lo más posible de la lámina de agua.

Durante el mandato socialista en el Gobierno Vasco, el Consejero de Obras públicas, Iñaki Arriola, y el Director de Puertos, Félix Asensio, inauguraron estas instalaciones que cuentan con 246 amarres a pantalán flotante, para atracar embarcaciones de pequeño calado y una eslora máxima de diez metros.

Las obras, que supusieron una inversión de 5,6 millones de euros, conllevaron el dragado de la dársena y el canal, la urbanización del polígono de Eskabetxe, la dotación de nuevas plazas de aparcamiento y la construcción de parte del bidegorri entre Hondarribia, Hendaia e Irun.