Xabier Iridoy y Lander Ugartemendia. / PNV de Irun

Xabier Iridoy y Lander Ugartemendia, portavoz y concejal del PNV de Irun, han visitado junto a Aitziber San Roman, delegada de Acción Social del Ayuntamiento de Donostia, el Servicio Municipal de Urgencias Sociales de Donostia, con el objetivo de conocer el funcionamiento de este en otras localidades. «Irun, siendo la segunda ciudad de Gipuzkoa, con más de 60.000 habitantes, cuenta con un servicio de Atención Primaria, al que toda la ciudadanía puede acudir en caso de necesitar ayuda por parte de los Servicios Sociales Municipales» ha explicado Iridoy, y ha añadido que, «la atención que se presta desde el equipo de Bienestar Social, sin duda, es relevante y necesaria, una labor que todos y todas debemos poner en valor».

El Servicio Municipal de Urgencias Sociales (SMUS) se activa siempre que surge una necesidad de forma inesperada como, por ejemplo, incendios o inundaciones que requieren realojos, personas mayores que sufren accidentes en su domicilio y hace falta localizar a la familia, acompañamiento en casos de violencia machista, entre otros. «Es un servicio imprescindible para una ciudad como la nuestra, cuyo objetivo consiste en gestionar con mayor agilidad y eficacia posibles situaciones urgentes de carácter social. Así mismo, según los datos de 2018 de la memoria de Bienestar Social, un 27,67% del presupuesto de Bienestar Social en 2018 se destinó a Atención Primaria, 12.399 personas fueron atendidas en ventanilla, 1.976 recibieron una atención directa de acogida (56% mujeres, 44% hombres), y 7.633 personas fueron atendidas mediante entrevistas concertadas con las trabajadoras sociales (62% mujeres, 38% hombres)”, ha indicado Ugartemendia.

A raíz de ello, Iridoy ha querido puntualizar que, «existen situaciones de urgencia, que precisan de una atención inmediata y en coordinación con otros servicios públicos (policía local, centros de salud, Servicios Forales, etc). Por ello, es necesario que Irun disponga de un Servicio que pueda atender casos de urgencia, a cualquier hora, durante todo el año». Por ello, en octubre de 2018, el Pleno de Irun aprobó una partida de 10.000 euros para realizar un estudio para la implementación de un Servicio Municipal de Urgencias Sociales, «pero aún, a día de hoy, seguimos esperando a que nos presenten los resultados de dicho estudio, que sabemos se está realizando», ha manifestado el concejal jeltzale.

Así pues, ante una necesidad tan evidente y mientras se espera a que el gobierno socialista informe sobre los resultados del mencionado estudio, el PNV de Irun ha visitado el SMUS de Donostia, servicio que se presta desde hace años, con el objetivo de recabar la mayor información posible su funcionamiento y descubrir buenas prácticas, y así poder realizar propuestas de mejora para Irun. «Antes de implementar un servicio de estas características en Irun, nos parece fundamental conocer el funcionamiento de este en otras localidades, por lo que hemos querido conocer de primera mano la experiencia del servicio de Donostia: cómo se organiza y se gestiona, qué situaciones se atienden, cuántas personas se atienden, cómo funciona la coordinación entre diferentes servicios, cuál es la valoración del servicio, etc.».

Para finalizar, Iridoy ha querido subrayar la importancia y necesidad de este servicio. «Para mejorar el bienestar de la ciudadanía irundarra, entre muchas otras cuestiones, Irun necesita de un Servicio Municipal de Urgencias Sociales completo, que cuente con un equipo de profesionales organizados adecuadamente y en permanente coordinación con otros servicios públicos que atienden situaciones de emergencia, como; la Policía Local, 112 (SOS Deiak), etc. Debemos ser conscientes de que estas situaciones urgentes se producen de forma inesperada, y si no obtienen una respuesta inmediata, la integridad física o psíquica de las personas pueden correr peligro y sufrir consecuencias a corto, medio y largo plazo».