Lourdes Larraza. / PNV de Irun

El pasado viernes, 23 de marzo, la concejala jeltzale Lourdes Larraza tomó la palabra en el pleno municipal para pedir al gobierno estudiar la modificación de horario de los plenos ordinarios y de las comisiones, en aras de favorecer y fomentar una conciliación personal y laboral real y efectiva.

Larraza quiso puntualizar y recordar el ruego realizado en el pleno de febrero, «una solicitud para modificar el horario del pleno ordinario, que obtuvo como respuesta las dificultades para realizar cualquier modificación recogida en el ROM (Reglamento del Órgano Municipal). Desde el grupo municipal no entendemos, por dificultades que existan para la modificación del horario de un pleno ordinario en el ROM, como aún no se ha empezado a trabajar en ello valorando mejoras, vista la importancia y necesidad de la conciliación en la sociedad».

«Es por ello que desde el PNV queremos instar al gobierno municipal y a todos los grupos políticos a que promuevan la conciliación como institución pública que somos, cumpliendo así además la acción número 21, del capítulo «Gobernanza para Igualdad» que incluye el «IV Plan de Igualdad», donde se recoge la adaptación de horarios, métodos de trabajo, así como el ofrecimiento de recursos de cuidado de personas dependientes a su cargo, que permitan a los cargos públicos conciliar la vida privada, profesional y pública».

«En el PNV creemos que es imprescindible que las instituciones públicas seamos quienes demos ejemplo en los aspectos a mejorar de la sociedad, debemos ir dando pasos adelante e ir mejorando. Así pues, creemos que es necesario ser pioneros y liderar la mejora de la conciliación e igualdad en nuestra ciudad. Porque nuestro objetivo es claro, mejorar la situación actual de Irun y la calidad de vida de la ciudadanía irundarra».