Ayuntamiento de Irun. / Oihana Sánchez

Después de analizar el acuerdo plenario propuesto por los grupos municipales SPI y EH Bildu en torno a la comisión de investigación sobre Korrokoitz, el portavoz del PNV, Xabier Iridoy, ha anunciado que “nuestro grupo municipal ha presentado esta mañana 6 enmiendas al dictamen de la comisión de investigación, para que todo este proceso se realice, desde nuestro punto de vista, de manera más objetiva, y así Irun obtenga como resultado la realidad de los hechos”.

El edil nacionalista ha explicado que dentro de las propuestas presentadas por su grupo al dictamen de la comisión de investigación, han incluido una enmienda destinada al punto de la presidencia, donde los jeltzales puntualizan que dicha presidencia deberá ser delegada por el alcalde al grupo político con mayor número de votos, quedando descartados para la misma los representantes de los grupos políticos PSE-EE y PNV, teniendo en cuenta las especiales características de esta comisión. En ese sentido, Iridoy ha manifestado que “una comisión de investigación debe tener como carácter principal la neutralidad y objetividad, por lo que al estar directamente afectados, tanto nosotros como el Partido Socialista, nos parece más que lógico que no podamos obtener la presidencia”.

Asimismo, los jeltzales han incluido otra enmienda con el fin de concretar el objeto del documento, para que éste englobe así todo lo sucedido en torno al ámbito de Korrokoitz, bien en torno a las declaraciones de Santano en relación a la gestión del anterior delegado de Urbanismo, como el ámbito de Korrokoitz y su cese, se ajustan a la realidad de los hechos, como si la actuación en el ámbito realizada por Iridoy lo ha sido de forma coordinada y ajustada a los criterios técnicos municipales.

Por último, Iridoy ha querido aclarar que “más allá de las enmiendas presentadas, defendemos la iniciativa tomada por los grupos SPI y EH Bildu, porque desde el PNV no cesaremos hasta que se sepa la realidad de los hechos”.