Iridoy, Soto y Melida. / PNV de Irun

Hoy, en rueda de prensa, los grupos políticos SPI, PNV y EH Bildu han reclamado nuevamente al alcalde que convoque en abril el pleno de presupuestos. “Le hemos pedido por activa y por pasiva, cada cual por su lado, siempre mirando por el bienestar de los y las irundarras, pero aun así, el alcalde Santano, el único que puede convocar dicho pleno, ha preferido fijar su mirada en las elecciones y dejar de lado las necesidades de avanzar de nuestra ciudad. Ante esta situación, nos hemos visto obligados a registrar una moción que se debatirá y en su caso se votará en el próximo pleno de este viernes”.

«Irun requiere aprobar los presupuestos para 2019 para desarrollar nuevos proyectos que ayudaran a Irun a seguir avanzando, dando solución a problemas que llevan décadas olvidados, entre muchas otras cuestiones». Tanto es así que los grupos que ostentan la mayoría del pleno califican la situación de intolerable. “Nos parece del todo alarmante que encontrándonos en la situación que estamos, sin presupuestos, el gobierno socialista intente dilatar el proceso y priorice el cambio de flores por primavera a acordar unos presupuestos que ayudaran a la totalidad de las personas que viven en Irun”.

Asimismo, y antes de nada, Soto, Melida e Iridoy han querido mostrar su predisposición y voluntad a debatir, negociar y acordar. “No buscamos enfrentamiento porque sí, simplemente queremos lo mejor para Irun, y eso empieza por contar con una cuantía de dinero que capacite al Ayuntamiento de Irun a avanzar y a resolver. Irun necesita de transparencia democrática, aspecto que hasta ahora el gobierno socialista y el alcalde Santano nunca han puesto en práctica. Irun siempre ha estado gobernado desde el sí porque si, y eso nunca será adecuado ni beneficioso”, además han querido añadir que, “por eso y por más, porque la política solo se entiende desde la pluralidad, queremos un presupuesto plural y diverso, que represente nuestra ciudad en su totalidad, y para que así miremos todos juntos/as al futuro”.

Por otro lado, los tres portavoces han destacado la falta de voluntad de hablar y de llegar a acuerdos del gobierno socialista. “En estos momentos el gobierno socialista no mira por el bien de Irun, no han sido capaces de hablar con diferentes, ni si quiera de escuchar. Las famosas reuniones que se han mantenido hasta el día, no han servido de nada, no había predisposición, simplemente era una forma de cumplir expediente, una actitud vergonzosa. Es más, desde el principio han despreciado las capacidades que ofrece la democracia, las actuales mayorías de la corporación municipal de Irun, y por lo tanto de la ciudadanía irundarra”. Es así que a través de la moción, la mayoría del pleno pretende exigirle al alcalde un cambio de actitud que permita que «Irun progrese y se apruebe así el presupuesto con el mayor consenso posible a través de enmiendas o correcciones parciales, siempre en positivo».

Para finalizar, Soto, Melida e Iridoy han querido resaltar también la actitud irresponsable del alcalde, así como la del gobierno socialista. “Esta actitud no hace más que denotar el fracaso del gobierno socialista, su debilidad e incapacidad de administrar un ayuntamiento como el de Irun. Porque hacer política no es contar con la mayoría e imponer tus decisiones, hacer política es representar los intereses de toda la ciudadanía, y para ello es imprescindible acoger aportaciones beneficiosas y positivas de diferentes. Irun tiene ciertas necesidades y un gobierno responsable debe darles solución, si esta está en sus manos”.