Ayuntamiento de Irun. / Oihana Sánchez

La concejala del Partido Popular de Irun, Muriel Larrea, propone la puesta en marcha por parte del Ayuntamiento de Irun de un programa para incentivar y proteger el comercio local barrio a barrio. “El comercio ha sido siempre uno de los pilares económicos de Irun, pero no solo en el centro, si no en los barrios, y para que lo siga siendo, hay que trabajar apoyando al pequeño comercio, pero no de una manera global”.

“Cada barrio es un mundo, y sí que creemos que deberían analizarse las necesidades de los barrios de Irun, uno a uno, y así encontrar las soluciones adecuadas para cada uno de ellos. No podemos comparar Ventas con San Miguel o con el centro, y está claro que ninguna de estas realidades es similar a la de Behobia o la de Dunboa. Es por eso que creemos fundamental esta segmentación”.

“Para esto volvemos a pedir la puesta en marcha de un Plan de Acción del Comercio barrio a barrio, que analice cada zona con detenimiento, y nos dé un diagnóstico de qué se puede hacer para mejorar”, propone Larrea.

“La actualización de las rentas han hecho mucho daño al sector, sobre todo lejos del centro, donde un comerciante no puede permitirse pagar según qué precios, porque sus ventas no son lo suficientemente altas como para poder hacer frente a según qué alquiler. Pero no podemos criminalizar a los propietarios por subir esas rentas, porque tienen derecho a sacarle rentabilidad a sus locales. Este nos parece que es uno de los pilares en los que hay que llegar a un equilibrio para que el negocio fluya para todos”, finaliza la popular.