Naiara Zabala (i) y Miguel Ángel Páez

El delegado de Urbanismo, Miguel Ángel Páez, ha dado cuenta este martes de los datos globales que arroja hasta la fecha el proceso de participación abierto para acercar a la ciudadanía el proyecto Vía Irun y el desarrollo del espacio ferroviario.

«Este proceso se abrió en un momento clave, poco antes de la firma del convenio interinstitucional, y con el objetivo de acercar a los iruneses las alternativas fundamentales que están sobre la mesa y afectan a esta operación para recoger así sus opiniones y aportaciones que permitan convertir este proyecto en una gran ilusión colectiva para toda la ciudad. En ese sentido, los datos que vamos recogiendo a lo largo de los distintos canales de comunicación abiertos nos dejan una primera conclusión muy positiva: la implicación de la ciudadanía con Vía Irun», señalaba Miguel Ángel Páez.

Este camino del proceso de participación ciudadana empezó el 4 de diciembre del año pasado con la apertura de una completa exposición que incluye vídeos, imágenes, paneles y hasta un vídeo-mapping para comprender mejor el alcance de toda operación. A finales del mes de enero, el número de visitantes que había registrado la exposición era de 2.475 personas en 44 días lo que en un primer momento ya indicaba una alta participación e interés. En paralelo se organizaron varias sesiones en Palmera Montero reuniendo a servicios municipales, representantes de los ámbitos de la infancia y la juventud así como agentes del tejido asociativo y económico además de toda la ciudadanía en general. En febrero pasado se dio un nuevo paso con otro bloque de encuentros en los barrios más próximos al espacio ferroviario y, en paralelo, se puso en marcha una encuesta telefónica llegando a 500 personas.

Un gran dato de participación

En total, 4.495 personas han participado a lo largo del proceso, «una cifra muy importante como así nos lo han hecho saber desde la consultora externa que está conduciendo las sesiones de participación», añadía Páez. Este dato es el resultado de los ciudadanos/as que han podido dar su opinión a través de los cinco canales abiertos: presencial tanto en la exposición como en las sesiones presenciales de Palmera Montero; en papel mediante la urna instalada en la plaza Txanaleta; digitalmente a través de la web municipal, y por teléfono gracias a las encuestas realizadas.

Un consenso alto

Este proceso ha incluido una fase de debate general muy amplio en la que a lo largo de las sesiones las personas interesadas han podido dar sus opiniones en torno a 10 temas propuestos: infraestructuras ferroviarias, estrategia territorial y urbana, conectividad y movilidad, espacio público, actividades económicas, equipamientos, vivienda, patrimonio, perspectiva inclusiva y sostenibilidad.

Según las conclusiones presentadas, «hay un elevado nivel de consenso en casi todos los temas y multitud de aportaciones» de cara, tal como señala el área de Urbanismo, a formular unos criterios y objetivos para la modificación del Plan General de Ordenación Urbana, paso previo a realizar actuaciones en la zona.

Páez subrayaba que «en base a estos datos un número importante de iruneses conoce el proyecto y lo comparte. Tenemos un alto nivel de consenso en cuestiones tan fundamentales como la intermodalidad (cercanías, autobuses…) los usos mixtos, la idoneidad del proceso que se está llevando a cabo, etc. Queremos que Vía Irun sea cada vez más un proyecto de ciudad, una ilusión colectiva, y en ese sentido queremos seguir mejorando tanto la información como los consensos y la participación; creo que vamos por buen camino».

Tal como se recoge en el informe de conclusiones de las sesiones participativas, hay por ejemplo un acuerdo consensuado en la propuesta para integrar en la nueva actuación espacios para la formación, emprendedores, empresas y equipamientos junto con comercio y vivienda; en este último punto se incide en la necesidad de tener en cuenta una presencia de vivienda, la mínima posible que permita dar vida al ámbito. En cuanto a infraestructura ferroviaria, hay un elevado consenso en torno a la intermodalidad 100%, esto es, la integración del topo en la nueva estación.

Hablando de conectividad y movilidad, hay un acuerdo con la integración de la movilidad peatonal y la bicicleta, así como crear espacios verdes dentro del ámbito. En cuanto a los usos, hay coincidencia en las opiniones recogidas para dar mucha importancia a la actividad de tipo innovador y de futuro, y en paralelo la necesidad de tener en cuenta la presencia de un comercio de proximidad que dé servicio a Belaskoenea. También se ha preguntado por los equipamientos disponibles, por ejemplo, la antigua Aduana ante lo que la participación registrada se inclina por rehabilitarlo pensando en que pueda ser un punto de referencia para la formación universitaria y profesional. También se valora con alto grado de consenso las cuestiones referidas a la perspectiva inclusiva, el patrimonio o los indicadores de sostenibilidad e innovación.

Un proceso útil

Asimismo, en las sesiones presenciales también se preguntaba por la utilidad de las actividades organizadas; destaca que un 91%, 9 de cada 10 participantes, estuvieron de acuerdo con que las sesiones fueron útiles para comprender mejor el proyecto Vía Irun. En las sesiones en los barrios, el acuerdo sobre esta cuestión, aumenta al 100%. Un 82%, 8 de cada 10 participantes, recomendarían además este tipo de procesos de participación, un dato que asciende al 97% si analizamos los datos de las sesiones en los barrios.

Amplio conocimiento de Vía Irun

Además de las aportaciones de las sesiones presenciales, el equipo de trabajo de Vía Irun también ha recogido una importante muestra de opiniones en base a la encuesta realizada por teléfono a 500 hogares repartidos por todo Irun.

Entre las conclusiones que arroja el sondeo, encontramos que el 86% de los encuestados ha respondido que conoce el proyecto Vía Irun. Las cuestiones que según las personas participantes, más se tienen que tener en cuenta en Vía Irun son la movilidad, el espacio público y la infraestructura ferroviaria.

En línea con las sesiones presenciales, las cuestiones que más valoran las personas encuestadas (dando un 4/5 de nota) son la integración del topo y establecer espacios para la formación, emprendedores, empresas, equipamientos junto con comercio y vivienda.

Una gran mayoría (85%) ha valorado en la encuesta la información dada del proyecto con un notable (3,5/5) de media y un 84% ha calificado las acciones de participación ciudadana emprendidas dentro de Vía Irun como adecuadas o muy adecuadas.