La iniciativa incluye a localidades que acreditan su compromiso con el cumplimiento de los derechos de los niños y adolescentes. / Ayuntamiento de Irun

El pleno de la corporación aprobaba el pasado mes de noviembre por unanimidad iniciar los trámites para solicitar la adhesiónal proyecto de Ciudades Amigas de la Infancia de UNICEF, que se debe concretar antes del 29 de febrero. Con el inicio del año, desde el área de Juventud han empezado a dar forma estos trabajos previos y el primer paso ha sido convocar una mesa interdepartamental para valorar entre todas las áreas municipales qué pueden aportar cada una de ellas.

«Irun y su Ayuntamiento ya somos una ciudad comprometida con la infancia y los jóvenes, contando con recursos y mecanismos que trabajan en favor de los niños y adolescentes. Empezamos con mucha ilusión este camino, y lo primero que tenemos por delante es trabajar en torno a una mesa interdepartamental para detectar todos los recursos con los que cuenta la ciudad», ha explicado la delegada de Juventud, Rebeca González.

Con la vista puesta en el 29 de febrero, fecha tope para cumplir todos los requisitos de la adhesión a la iniciativa, el área de Juventud trabaja con varios frentes abiertos. Por un lado, este pasado jueves se ha reunido la mesa interdepartamental, que busca que todas las áreas municipales puedan aportar granito de arena; es un trabajo que deberá culminar con un diagnóstico de todos los recursos con los que cuenta la ciudad en relación a la infancia, y en la redacción de un Plan de Infancia. La mesa se volverá a reunir el jueves que viene.

En paralelo, el área de Juventud viene coordinando varias sesiones de participación entre niños y jóvenes de entre 6 y 18 años en recursos municipales como los haurtxokos, un proceso que tiene como objetivo crear un Consejo de la Infancia.