Iosu Álvarez, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Hondarribia. / Martín Tellechea

En los próximos días Hondarribia afrontará la elaboración del documento de presupuestos de la ciudad para 2021. «Un documento clave para los próximos meses, en un contexto social complicado, y más teniendo en cuenta la reducción de ingresos y los límites de gasto establecidos por la Diputación Foral de Gipuzkoa», señalan desde el PSE-EE.

«Las arcas municipales cuentan con unos remanentes considerables, sin embargo a la hora de elaborar los presupuestos, existen límites para disponer de esos remantes. Los presupuestos tienen un recorrido propio de ingresos y gastos. Los remanentes de tesorería, los acumulados y los anuales permiten aprobar partidas una vez realizada la liquidación anual de 2020. Haciendo un balance de los compromisos adquiridos en los presupuestos anteriores, están pendientes de realizarse varios proyectos como el autobús urbano o los servicios públicos».

Para los socialistas, «la capacidad de ejecución de este ayuntamiento es limitada por la falta de personal. Así se ha visto en la gestión de los expedientes de Itxeki y en otras iniciativas puestas en marcha para ayudar y mitigar la crisis. Estos próximos meses son importantes para afrontar las consecuencias que está teniendo en COD-19 en las economías de muchos sectores (hostelería, hoteles y demás) y en las propias familias. (cierre de negocios, desempleo, ERTES…). De cara a lo que queda de año, somos partidarios de acordar las partidas presupuestadas para ayudas a los afectados por el COVID, compatibles con otras ayudas».

Por ello, de cara a 2021, «hay que contar con un presupuestado centrado en las ayudas a las familias (pago de alquileres, gastos, facturas…) y ayudas a los sectores económicos que se han visto más afectados».

Propuestas

En relación con los servicios sociales, los socialistas quieren que antes de finalizar el año se haga frente a las necesidades de los ciudadanos con las cantidades presupuestadas y no gastadas en 2020 con una propuesta consensuada por todas las fuerzas policías del ayuntamiento. «La partida destinada este año a servicios sociales es de 985.243 euros y se han gastado 244.587 euros. Recordamos que lo que no se gasta en este ejercicio, se pierde». De cara a 2021 buscan «repetir la partida de 450.000 euros y ampliarla, si es necesario, en la próxima modificación de créditos».

Para las ayudas a los alquileres, «pensamos que debe establecerse una partida equivalente a los ingresos por recargo del IBI de las viviendas vacías. Entorno a los 350.000 euros. Unas ayudas que irían dirigidas a aquellas unidades convivenciales en las que los gastos de alquiler y comunidad superen el 30% de los ingresos. Queremos que el Ayuntamiento asuma el 50% de los gastos de alquiler».

En relación al programa Itxeki 2020, buscan «habilitar una línea rápida de ayudas para hacer frente al cierre de la hostelería, consensuada con todas las fuerzas políticas del ayuntamiento, con la partida presupuestada y no gastada en 2020. (ayudas para gastos y alquileres). El presupuesto eran 1.115.000 euros y se han gastado 180.000». de cara al próximo año los socialistas quieren «establecer para los primeros meses una partida para afrontar la crisis del comercio, hostelería y otros, incluyendo una nueva propuesta de bonos de consumo».

Además, el PSE-EE plantea toda una batería de propuestas que quiere acordar con el gobierno municipal:

– Reparto gratuito de mascarillas mientras dure la obligatoriedad de llevarlas
– Reforzar la tramitación de las ayudas con la contratación de una persona que ayude a realizar los trámites, solicitudes…a aquellas personas que no se desenvuelven bien en un entorno ofimático
– Apuesta decidida para que todas los espacios públicos tengan acceso a internet gratuito
Partida que garantice la participación ciudadana

«Pedimos que en las próximas semanas se gasten las ayudas por la COVID-19 presupuestadas en 2020. En el PSE-EE de Hondarribia somos partidarios de unos presupuestos muy pegados a la realidad y que permitan un margen de maniobra para actuar rápido y eficazmente ante una situación cambiante».