Iosu Álvarez, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Hondarribia. / Martín Tellechea

El portavoz del grupo municipal socialista, Iosu Álvarez, ve con preocupación que el alcalde de Hondarribia, Txomin Sagarzazu, tres años después de haber sido aprobada en pleno una moción del PSE-EE que pedía un reglamento para regular la vivienda, aún no haya hecho nada. Además, «una de las prioridades de cualquier plan de turismo es contemplar la regulación de este tipo de alojamientos».

En un comunicado, ha explicado que «por culpa de esta mala gestión por parte del equipo de gobierno Hondarribia se encuentra en un limbo legal en el que operan las plataformas y particulares que ofertan estos arrendamientos, sin dar una cobertura a los vecinos de nuestra localidad». Por eso, tras asegurar que “suspende” a Sagarzazu en materia de gestión, ha instado al alcalde a que en el plazo de seis meses el gobierno presente una regulación sobre arrendamiento vacacional.

“No nos negamos a que venga turismo a nuestro pueblo, pero queremos un turismo de calidad, en el que nuestros vecinos no se vean perjudicados en materia de vivienda y para ello, urge una normativa”, ha explicado. Queremos una ciudad para trabajar y vivir. No solo para contemplar.

Para Álvarez, que se muestra «preocupado» por el aumento del número de viviendas para uso turístico, ha dicho que habría que limitar estos pisos para reducir los precios de los alquileres, así como controles para evitar el trabajo sumergido, controles fiscales y para evitar que haya perjuicios en las comunidades de vecinos. “Si no lo hacemos, nuestros jóvenes, nuestros vecinos con menor poder adquisitivo, se verán obligados a abandonar su pueblo y, además, Hondarribia perderá el encanto actual que tiene”, ha advertido.