Iosu Álvarez, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Hondarribia. / Martín Tellechea

El portavoz del PSE-EE Hondarribia, Iosu Álvarez, ha explicado que «el gobierno del PNV no ha ejecutado aún la partida de 12.000 euros para tener wifi libre en espacios municipales, iniciativa impulsada por los socialistas y que fue recogida en el presupuesto aprobado para 2020».

En un comunicado, ha lamentado que la cobertura es “muy deficiente” para los móviles, una situación que empeora por la irrupción de la telefonía francesa. “El acceso a la red es lamentable y necesitamos tener un servicio aceptable para mejorar la comunicación. Para ello, es fundamental resolver este déficit empleando los medios para solventar esta situación”.

Ha recordado que esta es una “vieja reivindicación”, que hoy toma más protagonismo con la crisis sanitaria. La COVID-19 ha destapado la brecha digital existente en nuestro municipio, así como la vulnerabilidad de muchas personas de Hondarribia. No tenemos acceso “óptimo y seguro” a Internet y muchos trabajadores desempeñan sus labores por medio del teletrabajo, la salud está basada también en el medio electrónico, el comercio digital e incluso, nuestra labor en el Ayuntamiento también se realiza en una gran medida digitalmente.

Sin embargo, ha reconocido que lo que más le preocupa es la incorporación de los estudiantes al curso escolar. Aunque siempre hemos dicho que hay que garantizar la escolarización presencial de los niños y jóvenes, la educación online tiene cada vez más protagonismo y lamentablemente, las familias más vulnerables, no tienen acceso a Internet con lo que se trunca la igualdad de oportunidades entre nuestros ciudadanos. Por eso, ha dicho que, tener un servicio de internet en los hogares y en espacios públicos, es una “necesidad imperante”. También le ha reclamado al gobierno municipal que, como ya hizo el curso pasado, facilite rúters y tarjetas sim con conexión a internet para que todo el alumnado tenga las mismas oportunidades para seguir con el aprendizaje.

“El no poder conectarse a Internet implica que los estudiantes más desfavorecidos no puedan continuar con el curso escolar, limitando su derecho a la educación y, por lo tanto, dejándoles en una situación de desventaja muy importante”, ha dicho.

Asimismo, ha reconocido que la relación con las distintas administraciones está siendo “muy complicada” para algunos ciudadanos, que no tienen conocimientos suficientes de las herramientas informáticas y de las nuevas tecnologías. “El estar o no conectado marca una gran diferencia porque impacta sobre las oportunidades para tramitar una ayuda, encontrar un trabajo, posibilidades de montar un negocio, o seguir formándose”. Para evitar esta situación, ha propuesto que el ayuntamiento “haga un esfuerzo” para dar un servicio de acompañamiento desde el Kzgunea para aquellos vecinos que lo necesiten.

Por último, el portavoz socialista ha advertido de que la desigualdad también se manifiesta por falta de medios. “Tener conexión a Internet es una puerta de contacto con el mundo en sus diferentes dimensiones: laboral, educativa y social. Si no la tienes, simplemente te quedas fuera”.