La cuarta edición se cerró con éxito. / Ayuntamiento de Irun

La cuarta edición del encuentro de arte Kontenporanea se cerró ayer domingo con muy buen sabor de boca, tras completar con éxito el programa de actividades previsto.

«El tiempo no acompañó pero pese a todo, estamos satisfechos al ver hecho realidad un año más un proyecto que cada año nos sorprende con propuestas imaginativas, innovadoras y muy trabajadas. Y lo más importante, es una oferta de cultura contemporánea elaborada por los propios artistas jóvenes locales, una característica fundamental por la que estos años hemos apostado desde el área de Cultura y ya está plenamente asentado en la ciudad», señalaba la delegada, Juncal Eizaguirre.

La consolidación del programa Kontenporanea, surgido el primer año fruto de los presupuestos participativos, coincide en el tiempo con todo un bloque de iniciativas que han tenido en arte contemporánea y en la creación de jóvenes artistas el principal foco de atención. «Es una línea de trabajo que hemos tenido claro desde el principio; hemos ido sembrando estos últimos años atrás con el público joven como principal destinatario y ahora empezamos a ver el resultado de todo ese trabajo. El bloque de arte contemporáneo se ha convertido en protagonista de la agenda cultural como lo son igualmente otros apartados más consolidados y conocidos como la música coral, Irun Zuzenean, o el teatro».

Un programa todo el año

Como dato que traduce este apoyo que ha querido ofrecer el área de Cultura del Ayuntamiento de Irun a todas estas iniciativas, el presupuesto entre 2015 y 2018 fue de 262.333,38 euros, seis veces más que el periodo entre 2011 y 2014. En este bloque no sólo está Kontenporanea, sino que además entran la feria Ribera con actividades en el entorno del río Bidasoa y las becas tándem pioneras en todo el Estado que juntan perfiles de investigadores con artislas locales, las residencias de artistas y el programa Soinu Labor que permite descubrir experiencias musicales inéditas; en este bloque cabe señalar también el proyecto Barrio Creativo, cuya última edición por cierto finalizada hace pocas semanas en el barrio de Urdanibia con grandes resultados.

«En resumen, un gran salto en estos años en materia de arte contemporáneo en Irun. El festival Ribera y Kontenporanea explican en gran parte este giro que venimos realizando para abrir el abanico de propuestas culturales en la ciudad, llegando quizá a un público más joven pero invitando a todas las edades ha conocer estos formatos. Tratamos además de repartir las iniciativas por todo el año de forma que tengamos citas que son referente cada poco tiempo».