Antiguo Hospital. / Oihana Sánchez

ELA hace una valoración positiva del nuevo pliego de condiciones del SAD de Irun, donde, entre otras medidas, se recogen varias propuestas de las trabajadoras expuestas en reuniones con los responsables del área.

Estas medidas permiten oxigenar un servicio que por diferentes razones se encontraba en fase agonizante. Ahora la posibilidad de nuevas contrataciones se abre, de igual manera que se amplían el abanico de servicios a ofrecer, así como las posibilidades de acceder con una tarifa más beneficiosa.

«Este es el camino que ELA reivindica en busca de unos servicios municipales de calidad. Trabajadoras formadas, con unas condiciones dignas dando un servicio de calidad a los irundarras».

«De igual forma, para que esta no sea la mejor oferta que se queda en un cajón, instamos al Ayuntamiento de Irun a hacer una campaña masiva de propaganda, para que esta oferta llegue a todas las casas, en forma de trípticos, publicidad en autobuses … ELA seguirá manteniendo la mano tendida para trabajar a favor de un servicio de ayuda a domicilio de primera calidad».