David Nuño (i), David Soto, Miren Echeveste y Santi Jiménez. / Elkarrekin Podemos

Elkarrekin Podemos-Ezker Anitza IU ha dado a conocer un nuevo paquete de medidas que ha enviado al gobierno municipal, en este caso para ayudar al pago de alquileres a empresas y particulares. Las medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Irun, y consensuadas por todos los grupos municipales, van fundamentalmente en la lógica de prevenir el avance del COVID-19. «Hay una segunda parte que también se ha venido desarrollando, pero que aún consideramos insuficiente: asumir el inmenso reto de apoyar a las y los trabajadores, a las pymes y a los autónomos en nuestra ciudad para que la crisis económica que se avecina por consecuencia de la pandemia sea lo menor posible».

En este sentido plantean un plan de choque para ayudas en el alquiler:

1. Bidasoa activa

La agencia de desarrollo debería de suspender, según Elkarrekin Podemos-IU, el cobro de los alquileres a los espacios de creación y desarrollo empresarial de los que dispone. En el centro de empresas de Ficoba, en Puntal Bizirik, en el Polígono Arretxe Ugalde y en Zaisa I.

Por otro lado, se debería ampliar, según la coalición, la línea de subvenciones de K-Biziak estableciendo un nuevo concepto para la ayuda al alquiler de los comercios de Irun fruto del cese de su actividad. Incrementar el presupuesto al doble, y que las ayudas vayan directamente a los comercios de proximidad que hayan visto reducido su volumen de negocio, o que lleven con su local cerrado el tiempo que se determine. Estudiar además el ampliar estas ayudas a los profesionales y autónomos que no entren dentro de la tipología de beneficiarios de K-Biziak, pero que dispongan de local en alquiler y hayan visto reducido su volumen de negocio.

2. Zaisa e industrialdea

La empresa de logística debería de contemplar el cese en el cobro del alquiler a las empresas asentadas en los polígonos que hayan paralizado íntegramente su actividad con motivo de la crisis sanitaria. A su vez, contemplar a posteriori el cobro bonificado del alquiler a aquellas que hayan mantenido la actividad, pero hayan visto reducido su volumen de negocio.

3. IRUNVI y viviendas particulares

«Adelantarnos a la previsible moratoria en el pago del alquiler que se regulará a nivel estatal, y establecer la moratoria en el caso de las viviendas de alquiler propiedad de IRUNVI. A su vez, ampliar las ayudas especiales en concepto de prestación al alquiler, actualmente de 250 euros, para aquellas unidades convivenciales con dificultades para el pago en el mercado privado: ampliar la partida económica para ampliar el importe de la ayuda y el número de destinatario».