La actuación prevé asimismo una segunda parte que irá desde el acceso al recinto hasta el paso de cebra situado junto a las pistas de pádel. / Ayuntamiento de Irun

El área de Movilidad, Vía Pública y Obras informa de que han comenzado en los últimos días los trabajos que buscan garantizar el acceso peatonal a las instalaciones deportivas de San Marcial-Txingudi, que acoge las piscinas al aire libre de la ciudad y pistas de tenis y pádel.

La carretera reducirá un poco su anchura para facilitar el encaje de la acera. / Ayuntamiento de Irun

«Es una proyecto que completa una actuación que ha permitido a la ciudad contar desde el verano pasado con unas piscinas al aire libre muy esperadas en la ciudad y poco después con unas pistas de tenis y pádel renovadas. Si bien el acceso, con la L-3 o, de forma puntual, con autobuses lanzadera estaba asegurado, teníamos pendiente garantizar un paso seguro a pie que salvara el tramo que comprende Blaia con el centro». El comienzo de las obras, al ser una carretera de competencia foral, ha necesitado la autorización de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

En detalle, el proyecto incluye la creación de una acera, proyectada para el margen derecho dirección subida a San Marcial, que tiene un primer tramo de 174 metros y 2,20 metros de anchura; conectará peatonalmente la zona del cementerio con las renovadas instalaciones deportivas. La carretera reducirá un poco su anchura para facilitar el encaje de la acera en estas dimensiones; asimismo se incluirá iluminación para todo el tramo.

La actuación prevé asimismo una segunda parte que irá desde el acceso al recinto hasta el paso de cebra situado junto a las pistas de pádel. Son 66 metros de longitud y 2 metros de anchura. Durante la ejecución de los trabajos, habrá paso alternativo de vehículos regulado con semáforos. El presupuesto es de 310.961,76 euros y un plazo de ejecución de tres meses. La empresa adjudicataria es Urbycolan S.L.

Abastecimiento y saneamiento

Este proyecto no se detiene aquí ya que incluye una parte importante que afecta a las redes de abastecimiento y saneamiento de toda la instalación deportiva. Ambas se mejoran con unos trabajos que permiten a todo el centro contar con mejores prestaciones en sus canalizaciones.