Aitzol Arroyo y Santi Jiménez. / Ayuntamiento de Irun

Cuando se han cumplido 85 años de aquel 11 de agosto de 1936, el Ayuntamiento de Irun ha conseguido recuperar una foto inédita de las fusiladas en Pikoketa. Han sido muchas las investigaciones locales que se han realizado en torno a los acontecimientos de Pikoketa, pero hasta ahora, nunca se le había podido poner cara a las dos jóvenes irunesas. Ellas son Mercedes (Mertxe) López Cotarelo de 16 años de edad y Pilas Valles Vicuña, de 18 años.

Tanto Mertxe como Pilar, afiliadas a las Juventudes Comunistas, fueron las dos primeras mujeres en estar combatiendo en primera línea en el frente de Irun y también las primeras en ser fusiladas. Este lunes, el delegado de Memoria Histórica del Ayuntamiento de Irun Santi Jiménez ha hecho pública en rueda de prensa la imagen, que se podrá consultar en la web municipal www.irun.org. El delegado ha querido destacar “la labor que hace la Oficina de Memoria Histórica recientemente abierta, que supone una gran apuesta por parte de este Ayuntamiento en lo concerniente a la memoria de las víctimas de la guerra y la dictadura franquista”.

Por otro lado, cabe destacar los resultados que se están obteniendo de la investigación a lo largo de los últimos años, con el objetivo de crear una base de datos final donde se recojan a todas las víctimas de la represión desde los años 1936 y 1945. Hasta el día de hoy, existe un registro nominal de más de 3.100 personas, sin tener en cuenta los 1.760 personas con nombres y apellidos que pasaron por el Campo de Concentración de Irun, entre los años 1939 y 1942.

85 años

Imagen rescatada de Mercedes López y Pilas Valles.

Aquel martes, 11 de agosto de 1936, una pequeña guarnición de la Juventud Comunista de Irun, junto a varios carabineros, se encontraba apostada en las inmediaciones del caserío de Pikoketa, con armas cortas y una ametralladora. La columna del teniente-coronel Beorlegui sorprendió a la guarnición, entre la densa niebla y la primera hora de la mañana. Los y las allí presentes fueron pasadas por las armas. En total, 13 personas fusiladas con nombres y apellidos.

40 años después de los acontecimientos de Pikoketa, fueron recuperados los cuerpos de los y las fusiladas en 1936. 85 años mas tarde, «fruto de la labor que se está realizando desde el Ayuntamiento de Irun en materia de Memoria Histórica, hemos conseguido dar otro pequeño paso hacia la verdad y el reconocimiento a las víctimas recuperando el único registro fotográfico existente de Mercedes y Pilar. Un paso más hacia la verdad, justicia y reparación de todas las victimas», ha señalado Santi Jiménez.

El delegado recordaba por último las iniciativas en torno a Pikoketa puestas en marcha este año por el Ayuntamiento de Irun como la ofrenda floral en el cementerio y la declaración firmada el 11 de agosto.