Rousset y Santano. / Ayuntamiento de Irun

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, mantuvo este martes un encuentro con el presidente de la región de Nouvelle-Aquitaine Alain Rousset. La cita tuvo lugar coincidiendo con la presencia de Rousset en nuestro territorio por la celebración hoy del 40ª Consejo Plenario de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos en Oñati. En la reunión participaron, también, el primer teniente de alcalde Miguel Ángel Páez y Matthieu Bergé, Consejero Regional.

En el encuentro trataron asuntos relacionados con el carácter transfronterizo de Irun y la actualidad ligada a la muga. Entre otros temas, el alcalde trasladó al presidente regional la necesidad de «remar todos juntos para conseguir la reapertura del puente Avenida cerrado por las autoridades francesas desde enero de 2021 y que impide la natural y habitual convivencia transfronteriza de los ciudadanos de los dos lados del Bidasoa». El presidente de Nouvelle-Aquitaine coincidió con Santano en la necesidad de garantizar la circulación por todos los pasos fronterizos.

Rosset explicó a Santano que en el encuentro de los Consejo de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos de hoy está previsto tratar este asunto y recordó que él mismo envió el pasado mes de octubre como Presidente de la region Nouvelle-Aquitaine y de la Euroregión Nouvelle-Aquitaine-Navarra-Euskadi, una carta a la primera Ministra Elisabeth Borne pidiéndole la reapertura de los puntos de paso fronterizos, «para defender la libre circulación de personas, uno de los principios fundamentales de la integración europea».

El alcalde José Antonio Santano ha mantenido en las últimas semanas una intensa agenda de encuentros con autoridades de uno y otro lado de la muga para solicitar la apertura del paso del puente Avenida. El Ayuntamiento de Irun invirtió 2,2 millones de euros, en la restauración de este paso peatonal que une Irun y Hendaya y que fue reabierto el 28 de agosto del 2020. Francia en enero de 2021, decidió cerrar éste y otros ocho pasos fronterizos a la vez que estableció controles en el resto de mugas dentro de la alerta antiterrorista. Desde entonces algunos pasos se han reabierto, no así el del puente Avenida que permanece cerrado.

Santano ha trasladado a responsables institucionales de Francia y España en diversas ocasiones que «la situación de este paso tiene una importancia indudable como nudo comercial y turístico. Es por ello que el cierre del puente causa graves afecciones a la vida social y económica del entorno». Sin ir más lejos la pasada semana el alcalde mantuvo un encuentro con los delegados del Gobierno en Euskadi y Navarra y el nuevo prefecto de Pirineos Atlánticos en el que se trató este asunto. También, lo incluyó en el orden del día de la Reunión Mixta Técnica del Bidasoa, además, ha enviado una carta informando de este asunto al presidente del Gobierno Pedro Sánchez.