Nuño (i), Soto, Echeveste y Jiménez. / Elkarrekin Podemos-IU

Elkarrekin Podemos-IU ha presentado en las últimas horas una batería de propuestas en materia de medio ambiente y transición energética. «Nuestro grupo a lo largo de estos años ha tratado de impulsar innumerables iniciativas en materias de medio ambiente y transición energética que por lo general han caído en saco roto, rechazadas por el PSOE: realizar auditorías medioambientales periódicas a todos los entes municipales y hacer estudios sobre la evolución de la huella ecológica en el municipio, estudiar nuevos modelos de acceso a la energía (comercializadora eléctrica, consumidor directo o empresa de servicios energéticos), aplicación de tasas a las distribuidoras eléctricas por sus tendidos eléctricos (ahora comprometido el gobierno de cara a su puesta en marcha en mayo), medidas para paliar la contaminación acústica o enmiendas destinadas a partidas para medir la calidad del aire”, dicen desde la coalición.

“Es fundamental que digamos sí a las políticas de transición energética y medio ambiente para Irun. Con compromiso real, y no con parches a modo de marketing político”.

– El traslado de las pistas de Plaiaundi. “Finalmente, los grupos de la oposición hemos sido quienes hemos presionado para hacerlo efectivo. Por cierto, el gobierno no ha anunciado que ya se han iniciado los trámites desde urbanismo”.
– El desarrollo del Plan Especial del Valle de Olaberria. «El valle de Olaberria constituye un espacio de transición entre la zona urbana y el Parque Natural de Aiako Harria. Los usos que se puedan establecer en los suelos de Urune y Epele deberán ser compatibles con el medio rural. Es necesario impulsar un Plan Especial de Protección que tenga un carácter proteccionista sobre la actividad agroganadera y que, entre otras, tenga las siguientes líneas de actuación: protección de los bosques de frondosas, suelos forestales, regatas, bosques de galería, rodales, elementos arbustivos que forman las lindes, así como el paisaje en general y el patrimonio histórico y arquitectónico presente en el valle».
– Un Servicio de la Energía verde. «Debiendo dotarse de la capacidad técnica adecuada. Además, deberíamos contar con una comisión municipal sobre medio ambiente de cara a la Ley 4/2019, de 21 de febrero, de Sostenibilidad Energética de la Comunidad Autónoma Vasca. A su vez, adecuarlo al organigrama que pretende tramitarse en el Ayuntamiento. Incorporaremos una partida de cara a su ejecución definitiva».
– Implantar un servicio de alquiler de bicis eléctricas en Irun de carácter público y gratuito. Además de subvenciones para su adquisición.
– Una tarjeta de acceso al servicio público de autobuses gratuito los tres años siguientes tras dar de baja y desguazar un vehículo sin etiqueta ambiental.
– El 80% de las empresas desconocen las ayudas y subvenciones que existen en materia de medio ambiente, por lo que resulta necesario mejorar la información, la comunicación y la educación en dicha materia, al igual que la creación de un Plan Estratégico destinado a implantar buenas prácticas ambientales en las empresas de la comarca.
– Aprovechar solares particulares vacíos para crear pequeños espacios naturales que favorezcan la biodiversidad autóctona.
– Vía Irun y su proyecto: considerar una oportunidad su desarrollo como posible eje verde que vertebre la ciudad.