El diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, durante la comparecencia de hoy. / Diputación Foral de Gipuzkoa

El diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, ha hecho públicos los datos de cierre de la temporada de playas 2019 de Gipuzkoa. Durante su comparecencia ha expuesto cuáles han sido las actuaciones realizadas por el Departamento de Medio Ambiente y ha dado a conocer los datos de generación de residuos en los arenales guipuzcoanos, el número de usuarios de cada una de las playas del Territorio, el número de rescates, incidencias y resultados e impacto de la campaña de sensibilización llevada a cabo este verano.

Desde el 1 de enero hasta el 15 de septiembre de 2019, se han recogido 491.529 kilos de residuo en los arenales de Gipuzkoa; un 29% menos respecto al mismo periodo en 2018. En la temporada estival, la disminución ha sido aún mayor, recogiéndose 199.369 kilos de residuo frente a los 303.716 del año pasado, un 34% menos. En todas las playas del Territorio se ha producido una reducción de la generación de residuos, continuando así con la tendencia descendente ya observada en 2018. Destacan en este periodo los municipios de Mutriku, Deba y Hondarribia, que han conseguido reducir en un 68%, un 52% y un 50% respectivamente la generación de residuos en sus arenales. Si ampliamos la comparativa al año 2017, la disminución ha sido del 52%, ya que en 2017 se recogieron 422.012 kilos de residuo en la temporada estival de playas.

El responsable foral ha destacado que los datos registrados demuestran el compromiso de las guipuzcoanas y guipuzcoanos con el reciclaje y la eficacia de las campañas de concienciación y sensibilización llevadas a cabo por el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa. En este sentido, Asensio se ha comprometido a seguir avanzando en la gestión sostenible e integral de las playas guipuzcoanas: “Ofrecer un buen servicio de playas pasa por hacer una gestión y uso sostenible de nuestros arenales. No debemos olvidar que la problemática de los residuos y de los plásticos en nuestros mares es uno de los problemas ambientales más importantes a los que se enfrenta Gipuzkoa”.

Precisamente con el objetivo de concienciar a la población sobre el problema de los plásticos en el mar y ofrecer alternativas sostenibles al excesivo consumo de envases y embalajes de un solo uso, el Departamento de Medio Ambiente ha llevado a cabo este verano varias acciones de sensibilización en todas las playas guipuzcoanas. La campaña se desarrolló en colaboración con la Fundación Social Emaús y con AECC Gipuzkoa, a través de un punto de información móvil ubicado en un contenedor, que comenzó su andadura en la playa de Zarautz y finalizó en la playa de la Concha de San Sebastián. Esta iniciativa ha tenido un gran impacto, acogida y participación ciudadana, generando especial interés en niños. En total fueron atendidas 10.593 personas en el punto de información, 6.890 adultos y 3.703 niños. En la campaña de prevención solar del cáncer de piel en cambio, participaron 1.378 personas; de las cuales 793 fueron jóvenes, niños y adolescentes.

Gracias a la campaña de sensibilización llevada a cabo en las playas guipuzcoanas, el Departamento de Medio Ambiente ha identificado la problemática existente respecto a la generación de envases y embalajes y la necesidad de seguir trabajando en la sensibilización de la población sobre el impacto de los mismos.

Sistema de videometría

Este año el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha completado la red de videometría del litoral guipuzcoano añadiendo 5 nuevas instalaciones a las ya existentes. Estos sistemas realizan una video monitorización permanente y dan soporte a los servicios de salvamento y socorrismo, aportando datos sobre la densidad de usuarios en nuestras playas y las corrientes marinas; además, recogen datos que son procesados para conocer el impacto del Cambio Climático en nuestras costas.

Gracias al sistema de videometría se ha podido contabilizar el número de usuarios de las playas de Zarautz, Orio, Hondarribia, Getaria, Zumaia, Deba y Mutriku. La afluencia total entre el 15 de junio y el 15 de septiembre ha sido de 693.034 usuarios. Destacan las playas de Hondarribia y de Zarautz, con 237.327 y 215.870 usuarios respectivamente.

La red de videometría también permite obtener mapas de corrientes y olas y determinar aquellas zonas de baño en las que existe una mayor peligrosidad para los bañistas. Esto es útil para ayudar a los servicios de socorrismo y garantizar así la seguridad de los bañistas. Durante este verano se han contabilizado un total de 91 rescates; 46 en Zarautz, 24 en Zumaia, 12 en Orio, 5 en Deba y 4 en Getaria.

Otra de las posibilidades que ofrece el sistema, es el análisis de cómo cambia la forma de la playa a lo largo del tiempo (pérdida de espacio del arenal, cambio en la distribución de la arena…), pudiendo conocer y observar así, los efectos del cambio climático sobre los arenales y la evolución de la línea de costa para poder prever posibles medidas de adaptación.

Accesibilidad y limpieza

Todas las playas de Gipuzkoa serán accesibles para la temporada estival de playas del año 2020. El pasado mes de septiembre se dio comienzo a las obras para la mejora de accesibilidad de la playa de Gaztetape de Getaria. Durante octubre se continuará acometiendo más trabajos en las playas de Malkorbe en Getaria, y Santiago y Lapari en el municipio de Deba. Después se continuará en la playa de Hondarribia, y finalmente en Antilla (Orio) y Puerto de Mutriku.

La inversión realizada por el Departamento en todos estos trabajos de mejora alcanzará los 330.000 euros. Se realizarán intervenciones de limpieza, arreglo y ejecución de nuevas escaleras, adecuación de rampas de acceso, instalación de barandillas y pasamanos, reposición de elementos deteriorados y ampliación de muros, entre otras.