Ayuntamiento de Irun. / Oihana Sánchez

La delegada de Cooperación al Desarrollo en funciones, Mónica Martínez, ha informado de la ayuda de emergencia de 6.000 euros que el Ayuntamiento de Irun va a destinar en concepto de ayuda humanitaria para las personas damnificadas por el ciclón Idai en Mozambique.

“Todos los años, el departamento de Cooperación reserva una cantidad de su presupuesto para activar en caso de que se produzcan algunas situaciones de emergencia”, señala Mónica Martínez. “Es otra forma manera que tenemos desde el Ayuntamiento en nuestra voluntad de apoyar a las entidades que trabajan sobre el terreno, en este caso colaborando con UNICEF que atiende las necesidades que tienen familias de Mozambique afectadas por el ciclón Idai».

El pasado 14 de marzo, el ciclón Idai golpeó tres países de África sudoriental: Mozambique, Zimbabwe y Malawi, dejando a su paso un balance de 847 víctimas mortales y más de 3 millones de personas afectadas, miles de ellas obligadas a desplazarse. Así mismo, el ciclón ha destruido todo tipo de infraestructuras: viviendas, escuelas, hospitales y vías de comunicación, arrasando a su vez miles de hectáreas de cultivo.

La devastación que ha provocado el ciclón Idai supone una de las peores catástrofes meteorológicas de la historia de África, como ha señalado Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, siendo Mozambique el país más afectado.
(https://news.un.org/es/story/2019/03/1453501)

Como consecuencia de la devastación del ciclón Idai, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas ha lanzado un llamamiento humanitario para Mozambique, el país que sufre la crisis más severa. Este llamamiento pretende cubrir las necesidades de vivienda, agua potable y saneamiento para los tres próximos meses y se suma a las emergencias del actual Plan de Respuesta Humanitaria para Mozambique.

Mozambique es el país más afectado por la tormenta, donde se han registrado 2.424 casos de cólera entre los 1,85 millones de personas afectadas por el temporal, especialmente la ciudad portuaria de Beira, donde descargó fuertes lluvias. Los dos principales ríos del país, el Buzi y el Pungue, se desbordaron, lo que provocó la inundación de localidades enteras. Se estima que son unas 239.000 las viviendas dañadas o destruidas. Los daños causados a los cultivos se extienden a unas 715.300 hectáreas.

Las autoridades han indicado que hasta el momento se han detectado 2.424 casos de cólera, de los cuales cinco han tenido un desenlace mortal. Por otro lado, la ONU estima que hay 1,85 millones de afectados por la tormenta y sus estragos. UNICEF, la agencia de Naciones Unidas para la protección de la Infancia se ha hecho eco del llamamiento de ayuda internacional y está trabajando con el Gobierno Mozambique y sus aliados para garantizar una respuesta rápida e inmediata a la emergencia en las áreas más afectadas por el ciclón y se centra en proporcionar ayuda de emergencia a los más de 1,9 millones de personas (50% mujeres y niñas) que viven en las provincias más afectadas de Mozambique, Manica, Zambezia y Sofala, cuya capital, Beira, ha sido la ciudad más afectada.

Una de las primeras intervenciones que se realiza tras una catástrofe de esta envergadura es garantizar el acceso a agua potable y a instalaciones de saneamiento seguras y adecuadas. Y en este sentido, UNICEF es la agencia humanitaria líder del Cluster de WSAH (Agua, Saneamiento e Higiene) para las emergencias, coordinando todas las actuaciones que los diferentes actores humanitarios realizan dentro de este sector.

En este contexto UNICEF ha puesto en marcha un proyecto de ayuda humanitaria que tiene como objetivo prevenir enfermedades transmisibles por el agua a través del acceso a agua segura, saneamiento e higiene adecuados entre la población damnificada por el ciclón para los seis primeros meses tras la emergencia, 1.9 millones de personas damnificadas en las provincias de Manica, Zambezia y Sofala de Mozambique.

UNICEF instalará letrinas móviles y suministrará agua potable en tanques de 10.000 litros, tabletas de purificación de agua, así como kits de agua e higiene para familias (cubos/ baldes y bidones). También se dará apoyo a instalaciones de WASH en los espacios amigos de la infancia que UNICEF está habilitando en las zonas más afectadas por el ciclón Idai en Mozambique.

La subvención recibida por el Ayuntamiento de Irun se destinará a la financiación del suministro de 2 tanques de 10.000 litros de agua y tabletas de purificación de agua, para la provisión de agua potable según los estándares Sphera y asegurando un mínimo de 22 litros diarios por persona para beber, lavado, cocina e higiene.