Antonio Aiz y Xabier Iridoy. / PNV de Irun

Este martes tuvo lugar en el Espacio Palmera Montero el cuarto encuentro organizado por el PNV de Irun, donde se trató como tema principal la regeneración de Irun y en particular la regeneración del espacio ferroviario. Un tema que puede llegar a ser una revolución para Irun, porque según se quiera proyectar, dirigir o diseñar un asunto como tal, se condicionará directamente el futuro desarrollo del corazón de la ciudad. Conferencia que ofreció el viceconsejero de Infraestructuras y Transporte del Gobierno Vasco, Antonio Aiz, y en la que Xabier Iridoy también participó. Antes de nada Iridoy quiso resaltar la importancia de que Irun tenga un proyecto desde un planteamiento global, «Irun necesita un proyecto con una visión de futuro, ambicioso, ejemplar y de calidad, en el centro de Irun. Un proyecto con altura de miras y que tenga en consideración las posibles necesidades que puedan tener las próximas generaciones, además de una visión global. Irun no necesita improvisaciones, no necesita los parcheos que lleva a cabo el actual alcalde Santano, máximo responsable de las decisiones que toma en gobierno socialista. Decisiones que no hacen más que mella en nuestra ciudad, en su identidad, en su atractivo, en el orgullo de su ciudadanía y como no, en sus personas”.

Iridoy indicó también que les preocupa y mucho que el proyecto de Vía Irun «sea poco ambicioso y no contemple la íntegra regeneración del espacio ferroviario, nosotros apostamos por cubrir las vías, desplazar el topo, conectar los barrios entre sí, crear nuevos espacios de esparcimiento, crear nuevas vías de comunicación, crear nuevos usos formativos, etc. Es decir, apostamos por cumplir con los objetivos que plantea el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana)».

Asimismo, Iridoy hizo hincapié en la participación ciudadana que se ha llevado a cabo en el proyecto de la regeneración de un ámbito de más de 500.000 metros cuadrados, “ha sido una participación del todo condicionado, se presentó un proyecto cerrado, dos propuestas muy parecidas, dónde solo se pudo aspirar a elegir como organizar los nuevos edificios de viviendas y lucrativos que se prevén construir frente a las actuales vías. Una participación donde la ciudadanía no ha tenido opción real de opinar sobre las claves del proyecto. Algo incomprensible. Es más, la operación urbanística que ha presentado el alcalde Santano, como esa gran transformación urbana de Irun, se reduce a actuaciones que no completan ese proyecto de futuro, esa regeneración de futuro, ni propone la eliminación de la brecha urbana que divide Irun en dos. Y eso no es lo que quiere la ciudadanía, ni lo que queremos nosotros. Creemos que este proyecto debe ser una verdadera revolución urbana de nuestra ciudad, y para ello debe incluir la cubrición parcial de las vías actuales, para ganar ese inmenso espacio para la ciudadanía y que serviría para crear un Irun moderno, innovador y referente, del que realmente sentirnos orgullosos/as”, mencionó Iridoy.

En lo que respecta a Antonio Aiz, quiso resumir la riqueza que ha significado durante años y la importancia que ha tenido el ferrocarril en la historia de Irun. “El ferrocarril ha sido y seguirá siendo clave en Irun. Denota una identidad de la ciudad, por ello la importancia de realizar un planteamiento goloso, atractivo y de futuro, sin escatimar. Es más, debemos tener en cuenta también que el ferrocarril ha servido durante años y sigue sirviendo en la actualidad, para crear vías con Europa, así como una Europa más inclusiva. Por otro lado, teniendo en cuenta el Plan General aprobado en 2015 por el Ayuntamiento de Irun, este plantea una serie de actuaciones que tienden a paliar el impacto de la brecha ferroviaria que supone el ferrocarril para la estructura de Irun. Es por ello, que entiendo a Xabier, cuando habla de poca altura de miras, no es comprensible que en la actualidad el gobierno municipal plantee un proyecto tan escaso que plantea un soterramiento mínimo”.

En cuanto al planteamiento del Gobierno Vasco, Aiz dio a conocer que “nuestro planteamiento es seguir manteniendo la estación de Irun, aunque esta se pueda cambiar de ubicación. Pero además, planteamos poder crear una nueva parada, haciendo uso de la cubrición que se realizaría, a la altura de Lope de Irigoyen. Así facilitaríamos la llegada a ambas estaciones a las personas de Irun”.

Para finalizar, Aiz mencionó que “estamos ante una gran oportunidad que Irun no puede perderse, es necesario como dice Xabier que recorra el camino institucional, es muy poco ambicioso el planteamiento municipal, el solo plantear el soterramiento. No plantear la cubrición de todo ese ámbito de tantos metros cuadrados, no tiene sentido mantener todo ese trazado, todas esas vías abandonadas ahí, siempre hay que ir a más y hay que mirar al futuro”. Y Xabier Iridoy, finalizando el acto, recordó que “reivindicamos que la recuperación del espacio debe ser efectiva, debe cumplir con los propósitos de una ciudad de futuro, debe ser capaz de adelantarse y prever las necesidades de las futuras generaciones y como no, debe ser consensuada como iniciativa conjunta entre los diferentes partidos y dialogados con la ciudadanía irundarra. Desde EAJ-PNV abogamos por un consenso global, entre partidos, instituciones y ciudadanía, porque con esta intervención, nos estamos jugando el futuro de Irun, que nuestra ciudad sea segura y confortable, adaptado para los próximos 100 o 150 años».