El nuevo parque infantil de la calle Teodoro Murua. / Ayuntamiento de Irun

La delegada de Movilidad, Vía Pública y Obras, Cristina Laborda, se ha acercado esta mañana a Artía para visitar las últimas actuaciones de mejora ejecutadas hasta la fecha allí. Entre los proyectos finalizados recientemente se encuentra la instalación de nuevos elementos del parque infantil de la calle Teodoro Murua y, en ejecución, la renovación de un tramo de acera en la calle José María Iparraguirre.

«Son actuaciones que forman parte del bloque de tareas puntuales, de pequeña envergadura, que vamos encargando a lo largo de toda la ciudad, en ocasiones solicitadas por los vecinos de Irun. No son grandes reurbanizaciones como la recientemente finalizada de la calle Pío Baroja y la plaza Portu pero tienen su importancia porque mejoran el día a día de las personas que viven o trabajan cerca», explica Cristina Laborda.

Por una parte, el parque infantil de la calle Teodoro Murua se ha remozado con nuevos elementos, entre los que se incluyen varios juegos como columpios, tobogán y suelo de seguridad. Para poder habilitar esta nueva instalación se ha destinado una cantidad de 26.200 euros. «Irun dispone de unas 70 zonas de juegos infantiles que buscan llegar a todos los barrios de la ciudad. Tan importante como crear entornos de este estilo, es también su mantenimiento, así como el cuidado entre todos de unas instalaciones que sobre todo cuando hace buen tiempo, se suelen llenar con muchas familias que acuden con los más pequeños», añadía Cristina Laborda.

Nueva acera solicitada por el barrio

En segundo lugar, ya están en marcha los trabajos de ejecución de nueva acera en la calle José María Iparraguirre. En concreto la obra comienza formalmente en el encuentro con la calle Darío de Regoyos y prosigue varios metros hasta el cruce y giro con la calle José María Franco.

Se trata de una actuación solicitada por la asociación de vecinos, una petición a la que también se sumaron personas usuarias del transporte público ya que en este punto hay dos marquesinas próximas que cubren el servicio de las líneas 1 y 3 en su recorrido por Artía. El estado de la acera impedía a estas personas acceder con facilidad al barrio, de ahí que la actuación se concentre en la acera derecha según circulación de tráfico. El plazo de ejecución, a cargo de Construcciones Lefesa, es de tres semanas, con un presupuesto de 34.180,38 euros.