Gurutz Aginagalde. / Martín Tellechea

La candidatura de Gurutz Aginagalde se muestra molesta ante la decisión adoptada por el presidente del Bidasoa, José Ángel Sodupe, de convocar finalmente las elecciones el próximo 24 de noviembre, cuando las fechas barajadas desde el principio por todas las partes, incluidas el propio Sodupe, situaban el mes de diciembre como el propicio para celebrarse los comicios. La candidatura del portero irundarra cree que el actual presidente ha tomado parte en la contienda electoral, al elegir la fecha preferida por la candidatura de Iñaki Emaldi, actual vicepresidente del club. En un comunicado oficial remitido a los medios de comunicación, el grupo de trabajo de la candidatura de Gurutz Aginagalde expresa lo siguiente:

«Tras el anuncio de la fecha propuesta para la asamblea extraordinaria electoral, el grupo de trabajo de la candidatura de Gurutz Aginagalde comunicamos a los socios y socias del CD Bidasoa que:

1- Lamentamos la falta de acuerdo y el nulo interés que hemos encontrado para llegar a un entendimiento para organizar unas elecciones que fomenten la participación y garanticen la igualdad de condiciones entre los aspirantes.

2- Hemos respetado las conversaciones mientras éstas han tenido lugar. En ellas, nuestro grupo ha sugerido por este orden tres fechas para las elecciones: el 19 o 22 de diciembre, el 8 de diciembre y el 5 de diciembre. Hablamos de estas fechas en la reunión presencial que el presidente de la junta directiva, José Ángel Sodupe Aguirre, convocó el 1 de octubre en Artaleku con el objetivo de lograr un acuerdo con los dos candidatos (en la que no se permitió la presencia de nadie de sus equipos); y también durante los días posteriores.

3- Acudimos al encuentro del día 1 con dos premisas muy claras: que la elección debía celebrarse durante un partido en Artaleku para facilitar la participación de los socios y socias; y que debía ser en diciembre, de acuerdo con lo que hasta ese día habían declarado públicamente y en privado el presidente Sodupe y el vicepresidente de la actual junta directiva, Iñaki Emaldi Michelena. Compartíamos la idea de mantener al club y a su primer equipo al margen de cualquier debate electoral.

4- Por las razones anteriores, entendíamos que de lograr la clasificación a la tercera ronda de la Copa del Rey, esta opción que se disputaría en Artaleku el 19 o el 22 de diciembre (siete o diez días después de cerrar la primera vuelta liguera) daba respuesta satisfactoria a las dos premisas del punto 3.

5- Sin embargo, el presidente de la junta directiva en la reunión del 1 de octubre propuso la fecha del 24 de noviembre nada más abordar este punto del orden del día. Planteamos la posibilidad de esperar a la opción de la Copa. La respuesta que se nos dio fue que las compras navideñas perjudicarían la participación (sin contemplar que las últimas elecciones con dos candidatos, en 1998, se celebraron el 16 de diciembre; que las urnas permanecen abiertas varias horas para facilitar el voto; y que cada persona socia puede llevar el voto delegado de otra persona socia). Sobre la opción del 8 de diciembre, se dudó de si el público asistirá a Artaleku (la pasada temporada, el Bidasoa-Teucro del 9 de diciembre congregó a 1.500 espectadores según la crónica de la web oficial y a 1.800 según el dato ofrecido a Asobal; cuando los socios y socias con derecho a voto rondan los 800). Ante esta tesitura, el presidente emplazó a los candidatos a buscar un acuerdo.

6- Al día siguiente, 2 de octubre, nos pusimos en contacto con Iñaki Emaldi Michelena para buscar ese acuerdo. Sin trasladarnos ninguna propuesta de fecha más allá de apropiarse de la del 24 de noviembre, se avino a negociar el número de delegaciones que puede recolectar un socio pese a que los estatutos determinan “un socio, un voto”, que ante cualquier impugnación de terceros socios, el letrado especialista en Derecho Deportivo contratado por el club recomendó interpretar de manera restrictiva (la legislación de las asociaciones deportivas establece que, garantizada la participación mediante la figura de la delegación para quien no pueda asistir, conviene evitar el mercadeo de votos). Sin movimientos por parte de la otra candidatura y con el ánimo de no demorar en exceso la decisión, nuestro grupo planteó como propuesta definitiva el 5 de diciembre. Trasladamos esta fecha a la otra candidatura y después al presidente de la junta directiva y al abogado especialista en Derecho Deportivo. Desde entonces y hasta esta semana este grupo de trabajo, que ha estado a disposición de lo que el presidente o la otra candidatura precisaran, no recibió ninguna comunicación más que el acuse de recibo que remitió el letrado. El lunes se nos confirmó la propuesta del 24 de noviembre.

7- En primer lugar, ¿por qué se convocó una reunión para negociar una fecha cuando la propuesta electoral es la misma que la del comienzo? En segundo lugar, ¿por qué la actual junta directiva del CD Bidasoa, responsable última de la imagen del club, deja pasar tres semanas en las que ha habido novedades significativas que pueden ayudar a una decisión (la clasificación de la Copa, el sorteo de la siguiente ronda y el orden de los partidos) para tomar la decisión? Y en tercer y último lugar, ¿qué razón o razones llevan al presidente y al vicepresidente de la junta directiva a desdecirse de sus intenciones públicas sobre diciembre?, ¿desconocían al hablar sobre la idoneidad de diciembre que en torno al día 6 suele haber puente y que se suelen celebrar las navidades? ¿Por qué ahora se propone noviembre?

8- Nos reafirmamos en nuestro compromiso de trabajar por un CD Bidasoa mejor aunque las dificultades a veces no vengan del exterior, sino de nuestro propio club, y agradecemos a los socios y a las socias que, conociendo esta situación, nos han mostrado su apoyo».