El pabellón Huerta del Rey de Valladolid acogerá la Copa Asobal. / Recoletas Atlético Valladolid

El pabellón Huerta del Rey se convertirá en la capital nacional del balonmano durante el fin de semana del 14 y 15 de diciembre gracias a su apuesta como sede de la Final 4 de la Copa Asobal que enfrentará a los tres mejores equipos de la primera vuelta de la Liga Asobal 2019/2020 además del club organizador, un Recoletas Atlético Valladolid que protagonizará un debut histórico en la competición. El equipo dirigido por Óscar Ollero será cabeza de serie en el sorteo de las semifinales y evitará medirse al líder de la primera vuelta del campeonato.

Valladolid repite, por tercera ocasión, como sede de la Copa Asobal, tras organizarla en las temporadas 2002/2003, con título para BM. Valladolid, y 2007/2008, con el BM. Ciudad Real como campeón. La ciudad será también el escenario de una novedosa edición de la Minicopa Asobal que reunirá a los cuatro equipos cadetes de los clubes clasificados para la Final 4 y a dos clubes invitados.

Adolfo Aragonés, presidente de Asobal, ha mostrado su satisfacción por poder llevar la 30ª edición de la Copa Asobal a Valladolid, señalando que «estamos muy contentos de poder celebrar una edición especial de la Copa Asobal en una tierra que respira balonmano como Valladolid. Estamos convencidos de que será un torneo memorable con una afición local que se volcará para que esta Final 4 sea recordada durante muchos años. Ojalá podamos ver un pabellón Huerta del Rey lleno hasta la bandera, como sucedió en El Sargal con motivo de la Supercopa Asobal”.

Mario Arranz, presidente del Recoletas Atlético Valladolid, no ha esconcido la ilusión por organizar una prestigiosa Final 4 de la Copa Asobal, asegurando que «el Recoletas Atlético Valladolid siempre está tratando de ofrecer a los aficionados el mejor espectáculo de balonmano. En dos ocasiones conseguimos traer a Valladolid a la selección española masculina absoluta y ahora queremos hacer lo mismo con uno de los torneos nacionales más prestigiosos, que reunirá a los equipos más potentes de la Liga Asobal. Es una gran oportunidad para que Valladolid acoja un evento deportivo de gran calidad y siga recuperando el balonmano de alto nivel. Por eso asumimos el esfuerzo y la responsabilidad que supone un evento de este tipo con nuestra habitual voluntad de trabajo”.

El Bidasoa-Irun, vigente subcampeón de la competición

Cabe reseñar que el Bidasoa-Irun es el vigente subcampeón de la competición, tras caer derrotado contra el Barcelona en la final del año pasado 23-37. Antes, el equipo irundarra había eliminado en las semifinales al Granollers.