Muriel Larrea. / Martín Tellechea

La edil popular Muriel Larrea, presidenta de la comisión de investigación sobre lo ocurrido en Korrokoitz, ha entregado ya a los grupos políticos la propuesta de conclusiones que pondrá sobre la mesa este próximo viernes, día previsto para la última sesión de la comisión, en la que se tendrá que aprobar el informe final que se someterá a pleno, previsto para el viernes próximo, día 28. La propuesta, dada a conocer esta mañana a los medios de comunicación, analiza, como ha recalcado la propia Larrea, «si las declaraciones del Sr. Alcalde se ajustan a la realidad de los hechos y si la actuación en el ámbito de Korrokoitz realizada por el anterior delegado de Urbanismo y Vivienda, D. Xabier Iridoy, lo ha sido de forma coordinada y ajustada a los criterios técnicos municipales». En el documento se recogen citas literales de actas de reuniones, notas de prensa y noticias aparecidas en los medios en torno a este asunto. Larrea señala en él que, analizada toda la información, puede concluir que «queda probado para esta presidenta que el Sr. Alcalde cesó al Sr. Iridoy por falta de confianza (tal y como puede hacer según el ROM y hecho que no es objeto de esta comisión), y que nunca hubo un informe técnico que avalara el acuerdo anunciado por el Sr. Iridoy». Para Larrea «no existía informe técnico municipal que avalara el proyecto presentado por los particulares el pasado 30 de diciembre y que anunció el Sr. Iridoy el 12 de enero y, además, tal y como anuncia el 23 de enero, ‘que los informes ténicos avalarán su acuerdo, como no puede ser de otra manera’, es una forma de anticipar el contenido de un informe, lo cual quiebra el correcto funcionamiento de la libertad que tiene un funcionario público para aplicar la normativa».

Por ello, el escrito de conclusiones presentado por la presidenta de la comisión «considera que el Sr. Iridoy no actuó de forma coordinada ni ajustada a los criterios técnicos municipales. La propuesta avalada por él y que presentaron los particulares el 30 de diciembre de 2017, propuesta en la que una comisión mixta de técnicos particulares y funcionarios públicos estuvieron trabajando cerca de un año, si bien se ajustaba a los criterios básicos del ámbito de Korrokoitz que figuran en el PGOU (y por ello su formulación ha sido aprobada), no contaba con los informes técnicos pertinentes, como él mismo reconoció. Cuando esos informes han sido emitidos han constatado deficiencias en asuntos fundamentales, deficiencias que dañan el interés general de los ciudadanos de Irun».

El PP se adhiere a las conclusiones

Juana de Bengoechea. / Martín Tellechea

En rueda de prensa en la sede que el PP tiene en la calle Escuelas, la portavoz del grupo municipal, Juana de Bengoechea, se ha adherido a las conclusiones emitidas por la presidenta de la comisión de investigación, incidiendo en que se trata de «un trabajo objetivo y difícilmente refutable». En opinión de Juana de Bengoechea, todo el asunto Korrokoitz ha desembocado en una comisión de investigación debido a «la vanidad irreflexiva de uno y la ambición desmedida de otro», en referencia a Xabier Iridoy y José Antonio Santano. «Todo lo demás son excusas».

Preguntada por la posibilidad de una moción de censura, la portavoz popular ha asegurado que «no la habrá. El PNV no va a poner en riesgo su pacto con el PSE-EE en prácticamente toda Euskadi para poner de alcalde en Irun unos meses a un señor de Podemos. No correrá ese riesgo. Lo más triste es que se ha jugado con todos nosotros. Ha sido una tomadura de pelo», ha concluido.