El frontón ya se está derribando. / Ayuntamiento de Irun

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, y la delegada de Vía Pública y Obras, Cristina Laborda, han visitado este viernes el avance de las obras de reforma del frontón Uranzu. Tras la nueva plaza de Urdanibia y la reurbanización de la calle San Marcial, la construcción del nuevo frontón Uranzu es un nuevo paso dentro de la renovación que está experimentando la Parte Vieja de la ciudad.

«El cambio empieza a ser evidente en la zona con las primeras semanas de obra. Es el inicio de lo que en unos meses será un nuevo frontón con las comodidades y el confort que requieren los nuevos tiempos para una instalación de estas características. Esto tiene que venir acompañado de otra serie de cambios desde el punto de vista urbano que sirva para integrar mejor el frontón con el parque de la Sargía y los alrededores; en definitiva, continuar la renovación de la Parte Vieja», señalaba Santano.

Santano apuntaba que el proceso de reurbanización de todo este ámbito comenzó con el proyecto de San Juan en julio de 2009 (presupuesto 16.406.181 euros), tras un importante proceso de participación ciudadana, con unas obras que se prolongaron hasta finales del año 2011. El siguiente paso fue afrontar la reurbanización de la plaza de Urdanibia, de la mano también de la participación ciudadana y manteniendo elementos históricos de la plaza (presupuesto 3.489.749,02 euros). Los trabajos empezaron a comienzos de 2013 y finalizaron a mediados de 2015. Atrás quedaron meses de una obra que permitió renovar por completo una red de servicios subterránea muy importante para la ciudad, además de reurbanizar todo el entorno de la plaza incluyendo mejoras para la movilidad peatonal.

El alcalde se refería también al cambio que ha supuesto el tránsito por la calle Pelegrín de Uranzu, donde en el segundo semestre de 2015 se acometió una obra con importantes mejoras en la movilidad peatonal al ampliar una de sus aceras a petición de las asociaciones de vecinos de Arbes y Alde Zaharra-San Juan (presupuesto 340.715 euros). Y por último, hay que incorporar en este listado la nueva calle San Marcial, reurbanizada por completo con un presupuesto de 844.097,49 euros. «Son ocho años de trabajos y una inversión de más de 20 millones de euros, desde la plaza San Juan a la calle San Marcial que marcarán un hito en el desarrollo de la Parte Vieja de Irun y su historia. Sin embargo no nos quedamos aquí; es un punto y seguido», añadía Santano señalando al frontón Uranzu.

En detalle, las obras del nuevo frontón comenzaron en el mes de diciembre, con el desmontaje del equipamiento existente, el vallado, la implantación de casetas de obra y la limpieza de la vegetación alrededor del frontón. Hasta la fecha se ha procedido a derribar la cubierta y fachada del frontón txiki, así como la fachada de ladrillo de la calle Juncal. Se han derribado también los graderíos lateral y trasero, y los vestuarios y almacenes.

En las próximas semanas se va a clasificar y retirar el material procedente del derribo y se va a comenzar con la cimentación del módulo de entrada situado en el parque de la Sargía. Paralelamente se va a realizar el acceso previsto junto al frontis y también se darán pasos en la limpieza e impermeabilización de las fachadas.

Historia de Irun

Inaugurado en los años 30, el frontón Uranzu ha sido parte de la historia de Irun y de acontecimientos no sólo deportivos con la pelota y el balonmano como protagonistas principales, sino también culturales con citas musicales que perviven en la memoria de la ciudadanía. Esta instalación entrará en una nueva época con este proyecto, que dará a la ciudad una instalación propia del siglo XXI con capacidad para hasta 728 espectadores (en la actualidad hay espacio para 480) con gradas retráctiles y varias salas de uso polivalente.

Cabe señalar que el plazo de ejecución de estos trabajos es de 16 meses con un presupuesto de 4,5 millones de euros.