Iosu Álvarez, en las inmediaciones del Muelle de Veteranos. / Martín Tellechea

Los Socialistas de Hondarribia han hecho llegar en las últimas horas su valoración a la aprobación del presupuesto del Ayuntamiento de Hondarribia para el próximo ejercicio, que salió adelante el pasado día 28 con los votos favorables del PNV y la abstención de EH Bildu y el PSE-EE, habiendo votado Abotsanitz en contra.

«Los presupuestos son la parte material de las propuestas que trasladamos a los ciudadanos. Las propuestas de los socialistas para los presupuestos van siempre dirigidas a la mejora del día a día de los ciudadanos a través de pequeñas acciones. Pequeñas, pero de vital importancia. Los Socialistas de Hondarribia reivindicamos que la igualdad de oportunidades es uno de los principales objetivos. Pretendemos que todos los ciudadanos de Hondarribia podamos acceder de forma igualitaria a la educación, la movilidad, el empleo de calidad, la atención a mayores y dependientes, el acceso y la accesibilidad a la vivienda. Nos fijamos en lo inmediato, pero ponemos las luces largas sobre necesidades que se puedan dar a futuro», comienzan diciendo desde el PSE-EE.

«Algunas de las partidas que propusimos para estos presupuestos vienen de presupuestos pasados. Por cuestiones de organización, a pesar de haber sido aprobadas, no se han ejecutado. Seguramente, no por falta de voluntad, sino porque este Ayuntamiento adolece de falta de personal para poder sacar adelante muchos proyectos y nuevos servicios. En esta línea está el proyecto de microbús urbano. Conseguimos un compromiso para el 2020. Y sabemos que se está trabajando. Pronto, este proyecto, que llevamos tiempo defendiendo, será una realidad. También hemos reivindicado un local para servicios sociales en Muliate, un proyecto que está en marcha por insistencia de los socialistas. Asimismo, se está trabajando en la regulación definitiva de los pisos turísticos tal y como hemos venido reivindicando. Y aunque el borrador esté avanzado, las licencias se van multiplicando, sin una norma que regule esta actividad económica. En este tipo de cuestione se requiere más celeridad municipal».

Señalan además los socialistas que «tenemos el compromiso del gobierno municipal de elaborar un reglamento que aborde la concesión de ayudas al alquiler, no contempladas dentro de Alokabide. Hemos acordado una partida de 20.000 euros. En estos años hemos insistido, de la necesidad de la puesta en marcha de reglamentos que vengan a regular diferentes ayudas. Hemos insistido en la urgencia de ayudas para el pago de la luz, la existencia de otras ayudas fuera del marco de las AES. La fiscalidad es otra herramienta válida para combatir las desigualdades sociales y económicas. Aquí nos encontramos con que sólo se pueden aplicar políticas fiscales en casos limitados (familias numerosas, etc.). La política redistributiva debe ser más flexible, y contemplar casuísticas muy diversas. Necesitamos la puesta en marcha de ayudas a personas y colectivos con niveles de renta reducidas».

Insisten además desde el PSE-EE en que «la cartera servicios es otra de las cuestiones que el Ayuntamiento de Hondarribia está obligado a poner en marcha. Hay que establecer un marco normativo y preparar los pliegos para sacar a concurso los servicios pendientes. (Prevención comunitaria, etc.). Pensamos que es necesaria la mejora de la información al ciudadano. Más información y mejores canales de comunicación. En el marco de la Memoria Histórica hemos conseguido una partida para continuar con las intervenciones en el Fuerte de Guadalupe que ayudarán a esclarecer si están o no enterrados los milicianos asesinados. Nuestra enmiendas, con un marcado carácter redistributivo, tienen como objetivo construir una ciudad más amable y solidaria. En la votación se aprobaron 9 enmiendas del PSE-EE por un valor de 124.000 euros. El PSE-EE se abstuvo en la votación del documento del equipo de gobierno al considerar que es un presupuesto continuista y sin alma de ciudad».