José Antonio Santano, alcalde de Irun. / Ayuntamiento de Irun

El lehendakari, Iñigo Urkullu, presentó ayer, personalmente, el listado de proyectos con los que Euskadi aspira a recibir los Fondos Europeos de Recuperación y Resiliencia, por un importe de 5.702 millones de euros. Entre los 188 proyectos que se presentaban como un oportunidad para renacer más fuertes y repartidos en ocho apartados estratégicos y transformadores.

Desde Irun, todos los grupos políticos municipales habían dado su apoyo a un listado de 12 proyectos estratégicos para la ciudad, que sumaban algo más de 230 millones de euros y que podían optar a estos fondos y fueron remitidos a Lehendakaritza hace unas semanas. Entre ellos siempre se defendió la esperanza de incluir Vía Irun a la selección de los proyectos vascos. El propio alcalde explicaba que «el proyecto de regeneración del espacio ferroviario de Irun encaja perfectamente en las características y la filosofía de estos fondo. Es un proyecto de consenso político e institucional que habla de movilidad sostenible, de recuperación de un espacio degradado, con una estrategia de digitalización y apoyado en la economía circular. Un proyecto estratégico, por supuesto para Irun, pero también para las conexiones de Gipuzkoa y de Euskadi, con proyección más allá del propio ámbito municipal».

Pero también se recogían muchos otros proyectos que incluían acciones para viviendas públicas en alquiler, planes de recuperación del comercio local, proyectos relacionados con la electrificación de la flota de autobuses o inversiones para la transformación ecológica y digital.

Es por todo eso, que hoy el alcalde y el gobierno municipal mostraban su decepción al no haber encontrado una sola referencia a los proyectos iruneses entre las más de de 130 páginas del documento que el lehendakari presentaba ayer. «Encontramos en el documento proyectos mucho más locales, con menos proyección territorial y no terminamos de entender cuáles han sido las razones para no dar a Irun, segunda ciudad de Gipuzkoa y con proyectos únicos y singulares, una oportunidad como está para encontrar financiación europea».

Desde Irun se ha ido más allá, entendiendo que la selección de proyectos presentados ayer concentra, además territorialmente muchos de los proyectos y corre el riesgo de crear importantes desigualdades en nuestro territorio. «Si en un territorio pequeño como el nuestro las propuestas que defendemos se concentran en un entorno muy pequeño y muy concreto vamos a provocar consecuencias sociales y económicas a muy corto plazo y eso nos preocupa».