La inversión ha permitido renovar el paso entre Martitxeneko Gaina y Laskoain. / Ayuntamiento de Irun

La delegada de Obras, Cristina Laborda, se ha acercado este viernes a conocer los resultados de la tercera fase de los trabajos de reparación del camino rural Etxeberri, ya finalizada. A finales del año pasado se retomaron las tareas que en 2016 (fase 1) y 2018 (fase 2) permitieron arreglar sendos tramos que comprendían la ermita de Ama Xantalen e Ibaietako Gaina por un lado, y los caseríos Laskoain y Arbelaitztxipi por otro.

Esta nueva fase ha consistido en la mejora del tramo que comprende Martitxeneko Gaina y Laskoain, de 430 metros de longitud, a medio camino entre las fases 1 y 2. «Etxeberri es uno de los caminos rurales principales de la ciudad. Es fundamental en la conexión entre barrios rurales, da servicio a varias explotaciones agrarias y caseríos, y muy utilizado no sólo por quienes utilizan a diario este ruta sino por aquellos ciudadanos que son aficionados al senderismo. Por esto, tan necesario como mantener en buen estado una avenida o una calle del centro es ocuparse también de nuestros caminos rurales como este», señalaba Cristina Laborda.

El objeto de las obras ha sido reparar un tramo que se encontraba en gran parte de su longitud cuarteado y lleno de baches, un nivel de deterioro influido notablemente por no disponer de una cuneta que realizara las tareas de recogida superficial de agua. Por tanto, los trabajos han consistido en reparar el camino, ejecutando un badén adosado al camino para recoger las aguas a nivel superficial, desaguando las cunetas hacia las vaguadas naturales existentes junto al camino.

Para reparar el camino, con el objeto actuar sobre los problemas que presenta a nivel de la base, se ha procedido a la demolición de toda la superficie del actual camino y al posterior cajeo del terreno y extendido de una nueva base y ejecución del nuevo pavimento. Las obras han sido ejecutadas por la empresa Sasoi Eraikuntzak, S.L. por un importe total (IVA 21% incluido) de 87.217,56 euros, una inversión que ha contado con el apoyo económico del departamento de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial de la Diputación Foral de Gipuzkoa. Sumando las inversiones en las fases 1 y 2, el presupuesto destinado ya a la mejora del camino Etxeberri asciende a 364.788,56 euros.

2 km de camino

El ramal principal del camino parte de la ermita Ama Xantalen, y discurre por la loma situada entre los valles de Meaka y Olaberria, dando servicio a los caseríos situados en la loma y a los ubicados en las faldas que descienden hacia estos valles. El camino tiene una longitud total aproximada de 2 kilómetros y finaliza a la altura del caserío Makatzondo donde se une con el camino de Makatzaga, vía de conexión entre los valles de Meaka y Olaberria.

La delegada recordaba que «en 2016 empezamos con un primer tramo en la idea de ir espaciando en el tiempo una actuación de mejora de todo este camino que requiere una inversión importante. En 2018 hicimos otro tramo y ahora hemos avanzado en una tercera fase en un paso importante dentro del capítulo dedicado a arreglar los caminos que conectan las zonas rurales de Irun. Es un compromiso que venimos renovándolo regularmente con diversos proyectos, algunos surgidos de los procesos de participación ciudadana».

En cifras, desde 2015 hasta finales de 2019 se han invertido 694.026,56 euros en varias actuaciones a lo largo de diferentes caminos rurales, como el mismo Etxeberri, Oiakinta, y los accesos al caserio Zamora y los hornos de Irugurutzeta.

De cara a 2020, y fruto de la modificación de créditos de noviembre pasado, se prevén la reparación en fase 4 del camino rural de Etxeberri entre Arbelaitztxipi y Makatzondo (112.500 euros), la reposición de tramos deteriorados del camino rural Meakar (40.500 euros) y reparación del camino rural Ustegieta a la altura del colegio Erain en Gaintxurizketa (43.000 euros). En total, el presupuesto previsto para este año destinado a mejoras en caminos rurales es de 195.500 euros.