“Nos está sorprendiendo el alcance que está teniendo la iniciativa”

Ricardo Catalán, cámara de TV y productor de la iniciativa "18 cm"

0
1019

A comienzos del pasado mes de junio tenía lugar la presentación de “18 cm”, una iniciativa novedosa, que nace con la idea de abrir nuevos escenarios en el arte y con dos premisas: la primera, que las obras que se presenten estén acotadas en sus dimensiones a 18 centímetros o 180 segundos, según el tipo de trabajo; la segunda, que estén inspiradas en una temática concreta, en este caso la bicicleta. Ricardo Catalán es, junto a Ana Zubikoa, el responsable de este proyecto.

– ¿Cómo surge “18 cm” y por qué esa medida concreta para delimitar las dimensiones de las obras?

Un día conversando con Ana Zubikoa, la comisaria de la muestra, hablábamos sobre los espacios que tenían para exponer los artistas, y nos dimos cuenta de que no son tantos como yo pensaba, en ese sentido Ana conoce más del tema, ella es licenciada en Bellas Artes. ¿Por qué esperar a que los espacios para exponer nos los dieran, por qué no crearlos nosotros mismos?. Ana me comentó sobre muestras similares a la que hemos montado en Irun, entre ellas la de “12 cm” de Pasaia o el Mini Print de Cadaqués, entonces nos vino a la cabeza hacer la nuestra, una cena después ya teníamos la idea de “18 cm” y decidimos echarla a andar y proponerlo al Ayuntamiento de Irun, que pensamos lo acogería de buena manera.

El delimitar las obras a 18 centímetros en una de sus dimensiones y como máxima medida en las demás (alto, ancho, fondo) tiene que ver con la identidad de la muestra. Hay muestras que dan total libertad, otras que delimitan en dimensiones y justamente, luego de presentarle la idea a Juncal Eizaguirre, delegada de Cultura del Ayuntamiento de Irun, surgió la idea de poner una temática y plegarnos a la celebración que hace el área de Cultura a los doscientos años de la invención de la bicicleta, nos pareció que era un aporte y que significaba un reto a los artistas.

– Los artistas pueden entregar sus trabajos hasta el día 27 en el Centro Cultural Amaia. ¿Qué tal acogida está teniendo la iniciativa entre ellos?

Quedan unos días para el término del plazo y ya se están presentando algunas obras, sin embargo, por experiencia, el grueso de los artistas entregan sus trabajos más cerca del cierre del plazo. En ese sentido estamos tranquilos, muchos artistas nos preguntan por el plazo o nos adelantan que ya están montando sus trabajos.

– Otras iniciativas de este tipo han traído participación de artistas de países lejanos. ¿Podríamos trazar el perfil de quiénes se están interesando por el proyecto?

Hay gente de Irun, Hondarribia, Donostia, Pasaia, Errenteria y algunos de otras localidades, la verdad es que nos está sorprendiendo el alcance que está teniendo la iniciativa. Yo acabo de volver de Barcelona y he hecho promoción de la muestra allí y quienes se dedican al arte lo agradecen muchísimo, estos espacios no son fáciles de encontrar para artistas que lo hacen por afición o que aún no consiguen el renombre que tienen otros artistas.

– La idea inicial era entregar un premio a la mejor obra, pero creo que en los últimos días han recibido buenas noticias y el número de premios se va a ver ampliado notablemente.

La verdad es que sí, queríamos entregar un incentivo a quienes presentan sus obras, no pensando en la mejor obra, ¿cómo establecemos quién es mejor o peor?, el arte surge de las emociones y las crea, es algo muy subjetivo, algo que a mí me causa alegría para otra persona puede no significar nada, entonces la idea del “premio” tiene un sentido más de reconocimiento. Esto nos causó algún quebradero de cabeza, más bien a los técnicos de Cultura, porque al haber reconocimiento debía de haber alguien que escogiera al “reconocido”, entonces la muestra pasaba a ser “Muestra y Concurso”.

Con el tiempo hemos tratado de buscar más “premios” y la acogida ha sido genial, comenzamos con una comida en un reconocido y laureado restaurante de la ciudad y ahora ya se han sumado dos restaurantes más que han aportado un par de cenas. El País Vasco se caracteriza por su gastronomía y era lógico que algunos premios tuvieran que ver con esto, pero hay más sorpresas, tenemos como premio una experiencia en un alojamiento que incluye una noche en cualquier lugar del Estado. Pero al ser una muestra de arte quisimos también entregar un premio más enfocado al material usado por los artistas y es así que también tenemos como regalo un vale de 50 euros en material a canjear en una reconocida papelería de la ciudad.

– ¿Tienen ya decidido quién formará parte del jurado que se encargará de seleccionar las obras?

Sí, luego de salvar la dificultad de los “premios” decidimos que Ana Zubikoa, comisaria; Juncal Eizaguirre, delegada de Cultura; y yo como productor, escogiéramos un artista como adjudicatario de este incentivo, ahora creo que lo haremos más a gusto porque ya no solo escogeremos a un artista, ahora podemos premiar a más.

– Del 17 de agosto al 9 de septiembre se llevará a cabo una exposición con una selección de los trabajos presentados. La cita será en el Centro Cultural Amaia, al igual que la recepción de los trabajos. ¿Tienen pensado que esa exposición sea itinerante o solo se podrá ver en Irun?

Desde un inició creímos que la muestra debía ser itinerante, pero no es fácil coordinar esto, cada administración tiene sus tiempos y sus normas, así que decidimos comenzar con Irun. Juncal Eizaguirre y los técnicos del departamento de Cultura nos dijeron que sí desde el comienzo y nos hicieron las cosas muy simples. Así, continuamos con la idea inicial de hacer que la muestra fuera itinerante y Hondarribia se ha sumado, hemos hablado con Juan Luis Silanes, delegado de Cultura, y nos ha dado todo el apoyo para poder llevar las obras allí. Aún así, seguimos pensando en Hendaia y Bera.