“Nuestro objetivo es que las colonias de gatos de Hondarribia estén debidamente controladas”

Irati García, presidenta de Hondarribiko Katuak

0
454

Desde hace unos años Hondarribiko Katuak viene intentando controlar las colonias de gatos existentes en Hondarribia. El colectivo busca, por un lado, mantener estable el número de ejemplares y, por otro, velar por la salud de los animales. Hablamos con Irati García, su presidenta, del trabajo que vienen realizando.

– ¿Cómo nace este proyecto?

Digamos que no nace de manera repentina, sino que tiene unos antecedentes previos. Los miembros de este grupo somos conocedores de la situación de las colonias felinas en Hondarribia desde 2017 y hemos adquirido una gran experiencia después de haber trabajado muy duro en las mismas, especialmente durante 2019. No obstante, el marco de condiciones y circunstancias con el que contábamos para trabajar no era el idóneo y suponía demasiadas trabas y limitaciones para poder realizar el trabajo con toda la eficacia que nos gustaría, por lo que tomamos la decisión de crear un nuevo marco que respondiera a nuestras necesidades. Es así como nace Hondarribiko Katuak.

– ¿Qué objetivos persiguen a corto y a medio-largo plazo?

Nuestro objetivo es que las colonias de gatos de Hondarribia estén debidamente controladas, lo cual implica controlar dos cosas: la salud de los animales y el número de ejemplares. Para lograrlo aplicamos el método CES (Captura-Esterilización-Suelta), un sistema mediante el que recogemos o capturamos los gatos de su colonia para ser trasladados al veterinario. Allí se esterilizan o castran (según se trate de hembras o machos) y también se desparasitan. Además se les hace un chequeo para saber si fuera necesario realizar algún servicio más con el objetivo de retornarlos en buenas condiciones de salud a su colonia. Ya hemos finalizado estas operaciones en algunas colonias, como la que se asienta entorno a la Parte Vieja, y actualmente estamos trabajando de manera simultánea en varias.

En general, es un proyecto que tiene expectativas a largo plazo pero lo intentamos traducir a objetivos anuales trabajando en aquellas colonias que más ayuda demandan. Por otra parte, nos encantaría conseguir que en el largo plazo nuestra actividad haya contribuido para que las personas reflexionen y tomen una postura de carácter responsable, sensible y ético con los animales. Parte del trabajo que nos toca hacer es fruto de los errores de las personas.

Uno de los gatos atendidos por Hondarribiko Katuak.

– ¿Cuántas personas forman parte en estos momentos de Hondarribiko Katuak y cómo se organizan?

En estos momentos la asociación cuenta con tres miembros y precisamente el tener un número tan pequeño de socios supone facilidades a la hora de organizar el trabajo, la gestión de los recursos y en definitiva para una respuesta más eficaz cuando la situación lo requiere. Por otra parte debemos decir que muchas de las cosas que hemos logrado han sido con la colaboración de terceros (vecinos de Hondarribia) que a pesar de no ser miembros de la asociación han puesto su granito de arena de muchas maneras: desde acceder a poner huchas en sus comercios locales hasta autorizarnos a acceder a propiedades privadas para poder capturar a los gatos, pasando por ayudarnos a diseñar métodos de captura para los casos más difíciles, etc.

Estamos muy satisfechos con la respuesta de los vecinos de Hondarribia hacia nuestro proyecto y aprovechamos este medio para darles las gracias de nuevo. Hemos tenido suerte; no hemos topado con nadie que nos obstaculice el trabajo ni nos amenace por lo que hacemos o con hacer daño a los animales que intentamos ayudar, cosa que tristemente sí sucede en otros municipios muy cercanos y supone un verdadero calvario para las personas que se dedican a esto.

– Les hemos visto darse a conocer a la opinión pública a través de las redes sociales. ¿Han mantenido ya contacto con las instituciones?

Sí, concretamente con el Ayuntamiento de Hondarribia. Desde la asociación hemos elaborado un proyecto para el ayuntamiento que ha sido acogido positivamente por éste y participa con la financiación del proyecto. Es satisfactorio ver que el ayuntamiento se posiciona en este asunto y que lo hace de forma responsable y ética. Ojalá otros municipios sigan el ejemplo.

– ¿Cuál es la situación ahora mismo en Hondarribia?

Es sabido que las épocas de primavera y verano son de mucho ajetreo porque es ahora cuando empiezan a nacer las camadas. Especialmente este año está habiendo más trabajo del habitual, posiblemente porque con el comienzo del confinamiento se perdió la oportunidad de esterilizar a muchas gatas que ahora mismo estarán dando a luz o amamantando sus cachorros en muchos rincones de Hondarribia; con los trastornos ocasionados por la COVID-19, lo que no se pudo trabajar durante el confinamiento se nos acumula ahora, pero con esfuerzo, voluntad y trabajo se sacará adelante, como hemos hecho siempre. De momento hemos dado en adopción a unos cuantos cachorros nacidos esta primavera, que junto con el método CES es otro modo de evitar que el número de ejemplares se dispare. Ahora que ya podemos salir con nuestras jaulas a hacer el CES estamos cogiendo carrerilla y desde hace algunas semanas ya volvemos a funcionar con normalidad. Esperamos poder avanzar mucho en lo que queda de año.

– ¿Tienen alguna idea en mente para poner en marcha en próximos meses de cara a darse a conocer?

Tenemos toda nuestra atención puesta en la ejecución del proyecto presentado al ayuntamiento, es decir, en el trabajo directo en las colonias, con los animales. No obstante aspiramos a que la gente de la zona nos conozca, sepa que puede seguir nuestra actividad día a día a través de las RRSS y que pueden ponerse en contacto con nosotros si se animan a adoptar un gato o creen que pueden colaborar de algún modo con la asociación. Con la situación tan excepcional que estamos viviendo no hemos encontrado el momento de realizar algún tipo de evento o actividad. Tampoco disponemos de recursos económicos que nos permitan darnos a conocer por otra vía que no sean las RRSS. El merchandising y ese tipo de cosas quedarán para más adelante. Todo a su debido tiempo. Ahora es momento de trabajar.