Polideportivo Artaleku. / Oihana Sánchez

El área de Obras y Mantenimiento del Ayuntamiento de Irun ha adjudicado recientemente un bloque importante de trabajos, algunos ya realizados, que tienen como objetivo mejorar algunas instalaciones municipales. La inversión alcanza los 344.688 euros e incluye, entre otras tareas, reformas en algunos de los locales que se encuentran cedidos a asociaciones de vecinos, así como trabajos de mantenimiento en el polideportivo Artaleku, cambios en las ludotecas y una actuación en el patio de la Ikastola Txingudi.

La delegada, Cristina Laborda, explica que “es un paquete de actuaciones de diverso tipo. Hablamos por ejemplo de mejoras que van desde el refuerzo de equipamiento, mejora de la accesibilidad, o aquellas ligadas a mantener el espacio en un estado óptimo. Instalaciones por las que pasan a diario muchos ciudadanos, año a año coordinamos regularmente con los departamentos implicados cuáles necesitan una actuación de este tipo”.

No todos los trabajos tienen la misma envergadura. En materia de locales de asociaciones de vecinos por ejemplo, las próximas actuaciones estarán centradas en la remodelación de los aseos en las instalaciones de Ventas y San Miguel para adecuarlas al uso de personas con movilidad reducida; es un proyecto que tiene un coste total de 30.953 euros. Por su parte, en el polideportivo Artaleku y debido a la antigüedad y el mal funcionamiento del grupo de presión, se sustituirá el actual equipo por otro nuevo (17.659 euros). A esta mejora hay que añadir una importante actuación para reformar la producción frigorífica y sistema de climatización de la piscina, por valor de 229.949 euros.

Asimismo, estas mejoras alcanzan también centros escolares como la instalación de cubierta en uno de los frontones en la Ikastola Txingudi, con un presupuesto de 19.360 euros. En este bloque de actuaciones destacan también las mejoras en las ludotecas de Ventas y Lapice. En el primer caso se renovarán los aseos en la planta baja (10.164 euros), se sustituirá el suelo (17.366 euros) y se motorizarán las persianas (5.420 euros). En el caso de Lapice, la mejora alcanza el recubrimiento del suelo (6.547 euros).

Mejora de la accesibilidad

Por último, una actuación que ya se ha realizado es la colocación de puertas automáticas en la entrada a las oficinas de Bienestar Social. “Tiene un coste menor quizá al de las obras anteriores pero igual de necesaria, en este caso para garantizar un correcto acceso pensando en personas dependientes, en sillas de ruedas o que vienen con carritos de niño”, señalaba Cristina Laborda. El presupuesto en este caso es de 7.270 euros.