CEIP Dunboa. / Oihana Sánchez

Las delegadas de Obras, Cristina Laborda, y de Educación, Josune Gómez, han presentado el detalle de las obras de mejora y de algunas inversiones de mayor cuantía que el Ayuntamiento de Irun está llevando a cabo en los centros escolares de la ciudad a lo largo de estas semanas, aprovechando las vacaciones escolares.

Este año las inversiones suman un total de 269.854,68 euros que se reparten en casi una decena de edificios escolares de la ciudad. Se trata de obras acordadas con los propios centros y coordinadas a través del Departamento de Educación del Gobierno Vasco y que se llevan a cabo en verano para no interferir en el normal desarrollo de la vida escolar.

Cristina explicaba que «las obras más importantes de este año son las referidas a las reparaciones de los patios escolares del CEIP Belaskoenea (76.523,91 euros), centro en el que también se sustituirá el vallado (46.196,59 euros) y la reforma del gimnasio de la Ikastola Txingudi (62.414,74 euros), donde también se va a proceder a asfaltar la pista de atletismo (35.066,11)». La delegada recordaba además los trabajos para cubrir parte de la zona deportiva de la ikastola que se han realizado este año después de que fuera uno de los proyectos más votados en los presupuestos participativos.

Pequeñas e importantes obras de mejora

Algunos de los otros trabajos que se van a realizar son el cambio de persianas en la escuela infantil municipal o la sustitución del actual vallado en el frontón del CEIP de Toki Alai. Además se aprovechará el verano para el pintado de varias aulas en los CEIP de Dunboa y Toki Alai, así como la sustitución del suelo en el aula de 3 años de Dunboa.
La delegada de Educación, Josune Gómez, por su parte, ha subrayado que «de una forma u otra se interviene en todos los centros escolares, a veces con obras de mayor cuantía y en ocasiones con otras menores, siempre con un criterio de prioridad y para favorecer el mantenimiento de las instalaciones y la funcionalidad de las mismas”.