El delegado de Hacienda, Miguel Ángel Páez. / Ayuntamiento de Irun

El delegado de Impulso de Ciudad, Economía y Hacienda, Miguel Angel Páez, mantuvo el martes por la tarde un encuentro con los portavoces de los grupos EH Bildu, SPI y PNV para tratar la modificación de créditos.

El objetivo de la reunión, convocada a iniciativa del delegado de Hacienda, fue poder discutir algunos extremos de la iniciativa conjunta enviada por estos tres grupos para enmendar la propuesta del gobierno y entablar contactos para llegar a acuerdos. «La negociación está abierta, vemos margen para llegar a puntos de encuentro y soy optimista de cara a poder alcanzar un acuerdo», ha valorado Miguel Ángel Páez.

Con vistas a avanzar en esa negociación, el delegado de Hacienda ha enviado a los tres grupos las propuestas originales que el gobierno quiere por lo menos mantener en la modificación de créditos, y que han desaparecido de las enmiendas planteadas por EH Bildu, SPI y PNV «y que no sabemos muy bien porqué».

En concreto se refería a varias obras, entre las que está la reurbanización de la calle Lapice. «Tenemos el proyecto hecho y la partida de este 2018, así como el posterior plurianual que presentábamos, nos permitía activar cuanto antes estos trabajos que habían solicitado desde la asociación de vecinos de manera reiterada. También nos da pena que no compartan la necesidad urgente que veíamos y compartíamos con la Asociación de Vecinos de San Miguel de intervenir de manera inmediata en el edificio de Emigración que está a punto de pasar a manos municipales y sobre el que pensábamos hacer algunos trabajos de mantenimiento urgentes que nos pedían los vecinos del barrio».

Atendiendo a la propuesta presentada por el área de Hacienda, EH Bildu, SPI y PNV han retirado en su propuesta, además de la reurbanización de la calle Lapice y el edificio de Emigración en San Miguel, otros conceptos como la redacción de los proyectos de rehabilitación del edificio de la aduana y del vial en plaza del Ensanche entre las calles Cipriano Larrañaga y República Argentina, la renovación de ventanas en la casa consistorial y un estudio para la elaboración del plan estratégico destinado a definir un nuevo modelo comercial en la ciudad que estaba incorporado a la propuesta de modificación del delegado de Hacienda a petición de la mesa de comercio donde se encuentra representado el sector.

En paralelo, el área de Hacienda analiza también la enmienda conocida del grupo municipal popular relacionada con la financiación de las obras de ampliación de la casa consistorial.

2,6 millones

Cabe recordar que esta modificación de crédito, que asciende a los 2,6 millones de euros, es fruto del remanente positivo de la liquidación presupuestaria que en origen se situó en torno a los 5 millones, pero que por sucesivas incorporaciones ha ido reduciéndose después de atender cuestiones importantes como han sido los pagos pendientes de trabajadores municipales (1,2 millones) o proyectos prioritarios en la ciudad como la conexión peatonal para acceder a las piscinas de San Marcial-Txingudi, la estabilización del muro de Darío de Regoyos o la reforma del frontón Uranzu mediante una resolución de alcaldía de 1,4 millones. A estas cifras hay que sumarle una cantidad que se reserva por precaución para poder hacer frente a alguna situación sobrevenida.