Partido igualado que terminó llevándose el Guadalajara

Los de Jacobo Cuétara perdieron 29-31 ante un rival directo y tendran que esperar para certificar matemáticamente la salvación

0
370

CD Bidasoa 29: Dejanovic (14 paradas), Crowley (4 goles), Nonó (1), Odriozola (2), Borragán, Popovic (2), Lancina (3) -siete inicial- Zubiria, Cavero (3), Vázquez (3), Martínez, Beltza, Serrano (5), Muiña (4), Basaric (1) y Azkue (1).

Quabit Guadalajara 31: Hombrados (11 paradas), Benedito (8), Márquez (6), Montoya (2), Bozalongo (4), Redondo, Ramos -siete inicial-, Parra (4), Barbero, Sanz (1), Eceolaza, Fuentes, Sedano y Tabares (6).

Marcador cada 5 minutos: 1-3, 3-4, 5-7, 9-9, 11-11, 14-13 (descanso), 18-15, 19-19, 22-23, 25-25, 27-28 y 29-31 (final).

Incidencias: Artaleku (Irun). Liga Loterías Asobal. Jornada 25. 1500 espectadores.
Árbitros: Fernández Fernández y Martín Franco. Excluyeron por parte local a Vázquez, Martínez, Borragán y Muiña (2) . Excluyeron por parte visitante a Bozalongo y Redondo (2).

Salió cruz en el Artaleku. El Quabit Guadalajara comenzaba haciendo daño desde el flanco derecho y no tardaban en llegar las primeras ventajas. Jacobo Cuétara se veía obligado a detener el encuentro con algo más de 5 minutos disputados (1-3), pero el dominio no iba a cambiar de bando. Dejanovic mantenía enchufado al Bidasoa pero faltaba efectividad en ataque.

Los dos tantos de ventaja volvían para los visitantes poco antes de cumplirse el 15 gracias al visitante Parra (5-7), que anotaba a puerta vacía aprovechando la inferioridad en pista de los de Cuétara. El Bidasoa iba a conseguir darle la vuelta al choque con un tanto de Serrano (9-8, minuto 20), pero un parcial de 0-3 devolvía el dominio a los morados (9-11, minuto 22).

Los últimos minutos de la primera mitad culminaban con dos acciones positivas que iban a poner por delante al Bidasoa. Con 13-13 en el electrónico, Dejanovic detenía una acción de 7 metros y Muiña, con el tiempo prácticamente cumplido, ponía por delante al Bidasoa (14-13).

Comienzo esperanzador

La vuelta de los vestuarios iba a ser muy positiva para el Bidasoa. Dejanovic seguía entonado y Odriozola aprovechaba dos contragolpes para poner 3 arriba a los amarillos por primera vez en el choque (16-13). Los bidasotarras iban a gozar incluso de posesión para elevar la renta a 4 (18-15, minuto 5), pero Hombrados detenía la intentona de Crowley.

Parecía que los irundarras habían encarrilado el encuentro, pero los alcarreños reaccionaban. La conexión en el pivote con Tabares o la dirección de Márquez y Montoya iban a resultar un quebradero de cabeza para un Bidasoa que no podía mantener a raya el ataque visitante. El marcador de Artaleku volvía a reflejar malas noticias cuando se cumplía el 11 (19-21).

No se iban a descomponer los de Cuétara a pesar de las continuas ventajas del Guadalajara. Azkue conseguía poner una nueva igualada en el marcador (28-28) cuando quedaban algo más de 4 minutos por disputarse. Artaleku apretaba, pero Nonó se encontraba con Hombrados y no conseguía igualar el anterior tanto de Bozalongo (28-29, minuto 27). La contra resultaba letal para un Bidasoa al que quizás le faltó algo de tranquilidad en los instantes finales. Una nueva perdida terminaba por culminar un parcial de 0-3 que alejaba los puntos con destino a Guadalajara.